En el marco de la nueva ola de coronavirus que azota al país, el Gobierno prepara una batería de medidas destinadas a reducir la restricción de la circulación y, en consecuencia, del virus. En este marco, resuena la pregunta ¿Vuelve el IFE?, sobre si además de las medidas de confinamiento volverá también la asistencia estatal algunos sectores, como por ejemplo el Ingreso Familiar de Emergencia(IFE).

Alberto Fernández habló sobre la posibilidad de un regreso de la asistencia estatal, y sostuvo al respecto que «si necesitamos auxiliar a sectores, los vamos a auxiliar».

El bono de $10 mil tuvo casi 9 millones de beneficiarios y costó $ 265.000 millones. En reiteradas oportunidades autoridades oficiales aseguraron que el beneficio no se volvería a implementar, pero declaraciones del presidente Alberto Fernández durante el fin de semana pusieron esto en duda, dice Ámbito Financiero.

¿Vuelve el IFE?
En diálogo con AM 750, el Jefe de Estado fue consultado por un posible regreso del IFE, a lo que respondió: «Si nosotros necesitamos auxiliar a sectores, los vamos a auxiliar, nuestro margen es menor, pero los vamos a auxiliar». El presidente resaltó que, «de ser necesario» el IFE podría volver a aplicarse ya que su prioridad es que «la gente no padezca más».

«Nosotros ya estamos haciendo alguna suerte de ATP e IFE focalizados que, de algún modo, donde vemos problemas vamos en auxilio desde el estado con diferentes planes sobre esas empresas y sobre esa gente», manifestó Fernández.

Ya lo estaban evaluando
Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social, había anticipado en la segunda quincena de marzo, que ante una «segunda ola» tomarán medidas excepcionales en la vuelta del IFE y el ATP. Advirtió que las personas de entre 18 y 29 años son los que están en la situación laboral “más crítica”. Igualmente recordó que los auxilios estatales de 2020 (el IFE y ATP) no están contemplados en el Presupuesto.

Ante la llegada de una segunda ola de coronavirus a la Argentina, el Gobierno se prepara no solo para contener el impacto sanitario sino también el económico y ahí surge la pregunta ¿Vuelve el IFE?. El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, anticipó en La Rosca que en ese caso tomarán “medidas excepcionales”, luego de advertir que las personas de entre 18 y 29 años están en la situación “más crítica” en términos laborales. Igualmente recordó que los auxilios estatales de 2020 (el IFE y el ATP) no están contemplados en el Presupuesto.

En relación a la situación social en el país, el funcionario afirmó que previo a la llegada de la pandemia había “ocho millones de personas que recibían asistencia alimentaria”, que luego esa cifra “aumentó a once millones” y que actualmente “hay diez millones de personas” en esta situación “porque la gente ya puede hacer changas, pero no le rinde la plata”.

La pregunta ¿Vuelve el IFE? tiene como antesala a la concreción, la realidad de que “no están en el Presupuesto”. Arroyo sostuvo que debe “sostener la asistencia alimentaria, crear 300.000 puestos de trabajo, urbanizar 400 barrios y poner en marcha 800 jardines” y que en caso de rebrote de contagios evaluarán qué “medidas excepcionales” dispondrán.

Afirmó que el año pasado “se cerró toda la actividad” por la cuarentena estricta y que para él “abril, mayo y junio fueron los meses más complicados porque desbordaron los comedores”. Aunque diferenció la situación del 2020 con la de ese año, que sostuvo que “es distinto, porque si una maestra o un alumno tiene coronavirus se cierra el aula, no la escuela, y si una fábrica tiene problemas no afectará a todo el sector productivo”.

Para graficar la situación social explicó que a principio el año pasado tenía asignados $84 mil millones y que terminó con $240 mil millones. Destacó que “claramente hubo una decisión de acompañar” a los sectores más vulnerables.

El IFE se dispuso el año pasado y alcanzó a nueve millones de personas por medio de tres pagos de $10.000 cada uno. El Gobierno asignó $265.000 millones a esta asistencia que llegó a desocupados, titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH), empleadas domésticas, trabajadores informales y monotributistas de las categorías A y B.

Además se otorgó el ATP para asistir a la actividad privada en medio de las fuertes restricciones por la pandemia. A través de este programa el Estado se hizo cargo hasta el 50% de los sueldos. El otorgamiento de esta herramienta se redujo progresivamente hasta que dejó de otorgarse en diciembre, dice el portal Todo Noticias