Verano caliente: las tarifas comienzan a llegar con aumentos de hasta un 60% desde enero en algunas provincias

Algunas provincias de Argentina ya autorizaron subas en el agua y en la electricidad a partir de este mes. A la espera también de indicación nacional, Mendoza, Córdoba, Santa Fe y Chaco aumentaron hasta un 60% las tarifas.

La adecuación de tarifas en el interior del país comenzó a correrse del congelamiento dispuesto por el Gobierno nacional y las provincias, en el marco de la pandemia por el coronavirus.

De la mano de autorizaciones puntuales y de pedidos expresos de subas de hasta 60% de las empresas de servicios de luz y agua, el primer trimestre del año vendrá cargado de pujas en ese sentido. Más aún cuando la región del AMBA sigue rezagada en relación a las tarifas que se pagan en el interior.

Las autoridades provinciales saben que deberán moverse con mucha cautela, teniendo en cuenta el proceso electoral que se avecina y las serias dificultades económicas que enfrentan los bolsillos argentinos por el impacto de la pandemia y la crisis económica en general.

Por lo pronto, los cuadros tarifarios ya comenzaron a moverse en algunos distritos:

En Mendoza, el gobierno de Rodolfo Suarez autorizó un aumento en una sola vez del 30% en el servicio del agua y del 30% en la luz.

En Córdoba, la administración de Juan Schiaretti dio luz verde, a través del Ente Regulador de Servicios Públicos, a un aumento del 10,7% a partir de enero en la tarifa de energía que administra la Empresa Provincial de Energía de Córdoba

En Santa Fe, el gobernador Omar Perotti ya había anticipado en octubre pasado la necesidad de descongelar en 2021 las tarifas, tanto de la luz como del agua. Días atrás, el titular de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), Mauricio Caussi, reconoció que el atraso tarifario llega en algunos casos al 80%. “Cuando miramos los números, si nos comparamos con Entre Ríos y Córdoba, que son provincias vecinas y comparables, las tarifas como mínimo están entre un 10% y un 40% por debajo. Pero en otros casos, como en los consumos de 3500 o 4000 kilovatios para arriba, bimestrales, la diferencia llega hasta un 80%”, agregó el titular de la EPE. Y aseguró, no obstante, en declaraciones a El Ciudadano, que mientras siga la negociación con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima las tarifas seguirán congeladas.

En Chaco, el Gobierno de Jorge Capitanich convocó para el 5 de febrero a dos audiencias públicas para tratar los nuevos incrementos en la tarifa de luz y agua. Como anticipo, la empresa de energía Secheep propone que la tarifa de luz aumente un 60%.

Fuente: Ámbito