Al menos dos personas resultaron heridas en una explosión ocurrida este martes en una zona industrial química en Leverkusen, en Alemania, donde existen plantas de varias empresas, entre ellas el grupo multinacional Bayer. De momento no se ha reportado ningún fallecido.

La Oficina Federal para la Protección ante las Catástrofes ha calificado el hecho de extremadamente peligroso y ha pedido a los vecinos que no salga de sus casas y que mantengan las puertas y ventanas cerradas, pero aún no ha adelantado las causas de la explosión.

De acuerdo a los informes preliminares, la explosión pudo haber ocurrido en una de las plantas de quema de residuos en el Chempark, el complejo industrial de la ciudad alemana de Leverkusen, al oeste de Alemania.

La enorme columna de humo que se levanta por encima de la planta química alertó a los vecinos y a las autoridades. Por eso, el Gobierno alemán ha desplegado ya a una gran cantidad de policías, bomberos y servicios de rescate para tratar de controlar la situación.

Los servicios de emergencia comprobaron que hay, al menos, dos heridos, por lo que pidieron a los conductores que no pasaran por el área, tanto por su salud, para evitar el humo, como para dejar vía libre a los servicios de emergencia. Las carreteras cercanas ya han sido cerradas.