Las autoridades rionegrinas llamaron a aumentar las precauciones ya que la variante que circula en la Patagonia se transmite de persona a persona.

Se confirmó este martes la muerte por hantavirus de un joven de 23 años en la ciudad de San Carlos de Bariloche, por lo que las autoridades rionegrinas llamaron a aumentar las precauciones porque la variante que circula en la Patagonia se transmite de persona a persona.

“Hoy la gente se está moviendo y quizás podrían llegar a aumentar el riesgo de contagio», informaron fuentes de la cartera sanitaria provincial según informó la agencia Télam.

En este marco, el coordinador de la Unidad Regional Epidemiológica y Salud Ambiental (Uresa) zona andina de Río Negro, Eduardo Herrero, recordó las medidas de prevención del hantavirus, y detalló que «es endémico» y que «no hay una gran cantidad de casos «.

«Podemos evaluar que la gente estuvo más en su casa por el coronavirus, se expuso menos y hubo menos casos. Hoy la gente se está moviendo y quizás podrían llegar a aumentar el riesgo de contagio», reflexionó Herrero.

El especialista resaltó la importancia de la prevención para evitar contraer este virus, como lo son el uso de lavandina y el lavado frecuente de manos, y destacó la importancia de la luz y la ventilación, transitar por senderos habilitados, acampar en campings habilitados, y no dejar basura a la exposición de los roedores y usar agua potable.

El fallecimiento del joven de 23 años fue confirmado por las autoridades del Hospital Ramón Carrillo de Bariloche. Los resultados de los estudios enviados al Malbran en Buenos Aires indicaban que murió el viernes en el hospital patagónico a causa del virus que transmite el ratón colilargo.

Los síntomas que presentó hace una semana fueron dolor de cuerpo, vómitos y diarreas, según informaron sus familiares a medios locales.

Fuente: Minuto Uno