Según un informe de Confederación Argentina de la Pequeña y Mediana Empresa (CAME), durante el fin de semana de Pascuas, visitaron 5000 personas por día las Cataratas del Iguazú. De esta forma los grandes saltos de agua se volvieron a convertir en la figura estrella del turismo.

Iguazú se movió con niveles de ocupación buenos, a pesar de la falta del turista internacional. Hay hoteles que llegaron al 100% de ocupación y favoreció que se ampliará el cupo de visitantes para el Parque Nacional, y 5 mil personas por día pudieron recorrer las Cataratas del Iguazú. “El polo Iguazú fue uno de los favoritos de los argentinos por estos días”, expresaron desde la CAME.

“También la naturaleza, el buen clima y la posibilidad de hacer excursiones al aire libre, fueron un plus extra para la provincia de Misiones. Los mismos misioneros dijeron presente con paquetes contratados ya dos semanas antes de Pascuas, los servicios de alojamiento como cabañas y lodges fueron los que más rápido se agotaron”, indicaron.

Bajo protocolos y usando barbijo, el parque temático de la Cruz de Santa Ana abrió las puertas para disfrutar de una de las vistas más increíbles de la selva paranaense. Los Saltos del Moconá y San Ignacio fueron otros de los sitios más frecuentados.

Más turismo en Misiones
El ministro de Turismo de Misiones precisó que “más del 53% de ocupación llegó de la mano de los misioneros, lo que demuestra que los atractivos están abiertos y se pueden visitar de manera segura, respetando los protocolos”. Elogió la recuperación de la zona sur en pernoctes y adelantó que, en los próximos días, se anunciará un programa de incentivo turístico el turismo interno”.

Para nadie es novedad que el turismo es la industria que más sufrió la pandemia del coronavirus. Cierre de hoteles, atractivos sin visitantes, escaso movimiento interno y poco consumo en gastronomía, fue parte del impacto en Misiones durante todo el 2020.

De la mano de una salida binaria, con la mirada en la economía y cuidados sanitarios, lentamente la provincia fue recuperando la oferta turística y la Semana Santa dejó números que entusiasman hacia el camino de la recuperación del rubro. “Fue un fin de semana que lo estábamos esperando, que teníamos mucha reprogramación 2020 y eso hizo que junto con la gente que no salió en el verano o aquellas que esperaron Semana Santa para comprar su ticket aéreo y hacer su reserva de manera más segura, permitió que tengamos más del 73% de ocupación en toda la provincia”, aseguró el ministro de Turismo provincial, José María Arrúa.