Presidencia prepara un DNU tras la cumbre entre Nación, Ciudad y Provincia. Las medidas buscarán contener el crecimiento exponencial de los casos de coronavirus, que este martes alcanzaron un récord histórico de 20.870.

Después de la reunión que mantuvo este martes con las autoridades de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires, el Gobierno prepara un DNU con nuevas restricciones para mitigar la segunda ola de la pandemia, que tiene como epicentro al AMBA. El paquete de medidas incluirá limitaciones a las reuniones sociales y al funcionamiento de bares y restaurantes. Este último punto todavía es objeto de debate y genera discrepancias entre el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta.

En la tarde del lunes, las autoridades confeccionaron un semáforo epidemiológico donde determinaron zonas rojas, amarillas y verdes. En base a estos parámetros se aplicarían las restricciones que quedarán plasmadas en el decreto que el presidente Alberto Fernández debe poner en vigencia el viernes, cuando finalice el último período de Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO).
Segunda ola de coronavirus
El Gobierno Nacional busca restringir la circulación nocturna, especialmente en el AMBA

En el encuentro de este martes, las autoridades de los distritos más afectados acercaron posiciones sobre la implementación de las nuevas restricciones. Entre ellas, se decidió limitar las reuniones sociales, uno de los principales focos de propagación del COVID-19. Además, se avanzará en el cierre de restaurantes y bares, aunque todavía no hay un horario definido para ello.

La administración bonaerense planteó que el cierre de los locales gastronómicos comience a partir de las 22, una decisión que tendría un fuerte impacto en la actividad del sector. En tanto, el gobierno porteño se habría manifestado en desacuerdo con esta determinación y propuso su entrada en vigencia a partir de las 0 horas.

(Fuente: TN)