El Ministerio de Salud de la Nación firmó, en conjunto con el Conicet, la UNAJ y el hospital El Cruce firmaron convenios para impulsar la Diplomatura en cannabis y sus usos medicinales. La capacitación está destinada a usuarios, cultivadores, productores, docentes e investigadores y aborda los avances en distintas temáticas vinculadas al cannabis.

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, participó junto a la presidenta del CONICET, Ana Franchi, el rector de la Universidad Arturo Jauretche, Ernesto Fernando Villanueva, y la presidenta del Consejo de Administración del Hospital “El Cruce Dr. Néstor Carlos Kirchner”, Mariel Mussi, de la firma de un convenio de cooperación científica y técnica para impulsar la “Diplomatura en cannabis y sus usos medicinales”.

“La reglamentación de la ley 27.350 tenía este objetivo y ver que se está avanzando en generar evidencia científica, conocimiento, intercambio de información y fortalecer las redes es fundamental”, indicó Vizzotti. “Me da orgullo que entre tantas áreas se haya podido lograr esto y que el Estado esté presente articulando con otros sectores para garantizar derechos”, subrayó la ministra.

Por su parte, el secretario de Calidad en Salud, Arnaldo Medina, explicó que la diplomatura “busca difundir los aspectos que tienen que ver con la reglamentación, la buena utilización y la regulación que tiene el cannabis medicinal”, y destacó que “abre la puerta a profundizar el conocimiento en un tema en el que hay un vacío importante y contribuye desde la formación de recursos humanos para la reglamentación de la ley”.

En ese sentido, la presidenta del CONICET, Ana Franchi puso en valor el trabajo realizado por muchas ONGs para obtener la ley y aseguró que “la diplomatura es un paso inicial para empezar a formar, nutriéndose de gente que tiene experiencia empírica y de gente que viene de la ciencia”. Asimismo, el rector de la Universidad Arturo Jauretche, Ernesto Villanueva indicó que “en este tema es importante pasar de esa situación cotidiana de semi legalidad a esta situación en la que se va formalizando el conocimiento y socializando con la comunidad”.

El responsable del Programa de Investigación en Cannabis Medicinal, Marcelo Morante, indicó que “esta iniciativa viene a cumplir una tarea importante y necesaria, la de avanzar en la capacitación de todos los actores involucrados e interesados en este campo del conocimiento, que ya cuenta con el respaldo de numerosas investigaciones”.

El convenio tiene como objetivo establecer vínculos de cooperación para diseñar capacitaciones en investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de Cannabis y sus derivados en el marco de la Ley Nº 27.350 y su Decreto Reglamentario Nº 883/2020.

La diplomatura fue diseñada de forma mancomunada entre el Programa de Investigación en Cannabis Medicinal, dependiente de la dirección nacional de Medicamentos y Tecnología Sanitaria del Ministerio de Salud de la Nación, la Red de Cannabis y sus usos medicinales del CONICET y la Universidad Nacional Arturo Jauretche.

Su propósito es capacitar a usuarios, cultivadores, productores, docentes, investigadores y la comunidad toda sobre los avances en distintas temáticas vinculadas al cannabis: propiedades botánicas de la planta, investigación básica y clínica, propiedades terapéuticas, aspectos sociales, legislación vigente y nuevas propuestas.

El curso, que comienza este jueves y ya cuenta con más de 800 inscriptos, se dictará de manera virtual y tendrá una duración de 6 meses. Los coordinadores son la Dra. Silvia Kochen, integrante de la Red de Cannabis y sus usos medicinales del CONICET; y Marcelo Morante, responsable del Programa de Investigación en Cannabis Medicinal.

Además, cuenta con profesores provenientes de diferentes campos de las ciencias y de la sociedad civil, con vasta experiencia en el uso del cannabis con fines medicinales y/o terapéuticos que le aportan una perspectiva interdisciplinaria con epicentro en lo sanitario.