Desde que la canción Umbrella de Rihanna se convirtiera en un éxito mundial, su trayectoria musical no ha dejado de sumar ganancias. Si la cantante de Barbados se ha convertido en una de las artistas más alabadas y conocidas del panorama artístico mundial, desde que además decidiera abrir las puertas a nuevos negocios en otros sectores, Rihanna se ha hecho hueco, también, en la lista de multimillonarios de Forbes.

Cuando el año pasado se anunció su entrada en esta lista de personalidades de alto poder adquisitivo, tan solo se estaba adelantando la última actualización de la misma: Rihanna ya puede presumir de ser la mujer multimillonaria más joven de Estados Unidos.

La cantante ha desbancado de su puesto a Kim Kardashian y sube, con 34 años, al número 21 de la lista de mujeres multimillonarias «hechas a sí mismas» de Forbes. Se convierte así en la única mujer menor de 40 años de toda la lista con un patrimonio neto de 1400 millones de dólares que provienen, principalmente, de su trayectoria musical y de sus firmas de belleza, Fenty Beauty y Fenty Skin (empresas de las que posee el 50% de participaciones). Si estas dos marcas son parte de su fuente principal de ingresos, Rihanna también es fundadora de Savage x Fenty, una línea de lencería lanzada en 2018 y de la que también tiene el 30%.

El ascenso de Rihanna es indudable. La constancia de la cantante la ha convertido en una de las personalidades que más éxitos acumulan del horizonte artístico, pero también, de las que más fortunas poseen en este momento.

Desde que fuera madre el pasado 13 de mayo de su primer bebé con el artista A$AP Rocky, solo se ha dejado ver una vez en público. Lo hizo durante la semana pasada durante el festival de rap londinense de Wireless, que dio su pistoletazo de salida el viernes y termina este domingo día 10 en el Finsbury Park de la capital británica. No obstante, no cabe duda de que Rihanna continuará sumando grandes proyectos a su lista y que, seguro, pronto nos sorprenderá con alguna nueva e impactante noticia.