Recuerdan que el Paraná no tiene sectores habilitados para nadar, “la responsabilidad es de cada persona que aún así ingresa al agua”

Nicolás Eizmendi, director de Deportes Náuticos, balnearios y Costanera de la Municipalidad de Posadas, explicó que hasta el 1ro de diciembre no habrá ningún lugar en la costa del río Paraná habilitado para nadar y que es obligación de la gente tomar conciencia de que si hay un incidente es pura responsabilidad de cada uno. De todas maneras, anticipó, que en noviembre comenzarán con guardias pasivas de salvavidas para informarle a la gente de esta cuestión.

A raíz del lamentable suceso del lunes por la tarde, cuando un chico de 22 años murió ahogado por arrojarse al río Paraná en una zona prohibida para el bañado, es que desde la municipalidad salen a recordar a la población que aún no hay lugares aptos para que la gente se meta al agua. Por más calor que haga, no hay zonas habilitadas ya que esto ocurrirá recién el primero de diciembre cuando se inaugure la temporada de verano y los únicos lugares habilitados en Posadas serán las playas de Miguel Lanús y El Brete.

Eizmendi consideró que la población a veces no toma conciencia de los peligros que pueden existir al ingresar en aguas del río que no es el mismo de antes y sin los cuidados necesarios como el de los guardavidas es un peligro constante, aún para gente que tiene conocimientos de natación.

A su vez ratificó que en noviembre comenzarán a trabajar de manera preventiva con estudiantes para guardavidas que irán haciendo sus prácticas. La idea es concientizar a la gente, prevenir en ciertas horas y hacer la preparación necesaria para la temporada.

También indicó que las actividades dentro de las playas El Brete y Miguel Lanús, que no tienen que ver con el ingreso al agua puntualmente, como ser canotaje, beach vóley, zumba entre otras, se siguen realizando y también para los primeros días del mes de diciembre habrá clases de natación.