Después de pasar 27 días internada por complicaciones con el coronavirus y luego de despertar del coma farmacológico al que fue inducida por una neumonía bilateral, Carmen Barbieri mejora a diario. Martina Valía -jefa de prensa de Federico Bal- conversó con TN Show y afirmó: “Gracias a Dios está muy bien”.

En esta línea destacó que hace días que la capocómica respira por sus propios medios. Sobre cuándo calculan que podría volver a su casa, Valía expresó: “No han hablado de fecha de alta aún. Si Dios quiere y sigue evolucionando bien, es muy probable que en unos días puedan dársela, pero los médicos son muy prudentes y la van evaluando día a día”.

Tras del infierno que vivió por complicaciones con el coronavirus, se encuentra mejor.
Este martes, luego de que se conociera la noticia de que había despertado del coma, Federico conversó con Implacables (El Nueve) y reveló que su mamá se encontraba muy bien de ánimo. Incluso remarcó que, pese a que aún estaba medio “perdida”, se mostró preocupada porque tiene un contrato firmado con MasterChef Celebrity (Telefe).

Al respecto, el actor contó que lo primero que le preguntó fue: “¡¿Empezaron MasterChef sin mí?!”. Y añadió: “Me decía ‘tengo que cocinar’. Yo le decía que primero tiene que curarse. El trabajo y todo va a esperar así que… Por suerte están todos muy contentos en Telefe esperándola”.

Cronología de su enfermedad
Las alarmas por la salud de Carmen se encendieron cuando se supo que Sol Pérez, con quien había estado en una reunión por la segunda temporada de MasterChef Celebrity (Telefe), se encontraba infectada.

El 20 de enero, tras comprobarse que era positivo de COVID-19, fue internada en la Clínica Zabala de Belgrano. “Tenía fiebre y dificultades para respirar”, explicó Ángel De Brito en aquel entonces.

A los días de estar en el centro de salud su cuadro se complicó y fue trasladada a terapia intensiva. Entonces Fede comenzó a utilizar sus redes para pedir que envíen buenas energías para su mamá que atravesaba un difícil momento.

El sábado 30 se conoció la noticia de que había sido inducida a un coma farmacológico. Las oraciones y los buenos deseos se multiplicaron en las redes sociales. Así permaneció hasta el 12 de febrero cuando el actor contó que le habían sacado la medicación y le habían cortado parte de la sedación, por lo que esperaban que después de los feriados saliera de terapia intensiva. Finalmente ayer se conoció que Carmen está muy bien de ánimo y con ganas de volver al ruedo.