Problemas con el abastecimiento complica a comercios de indumentaria

Uno de los rubros afectados por esta cuarentena fueron las tiendas de indumentaria y zapaterías, que desde este lunes vuleven tienen autorización para volver a funcionar en sus locales habituales. Pero no todos lo hará, algunos continuarán con el sistema de delivery, por la imposibilidad de conseguir la mercadería necesaria para retomar las tareas. El problema lo tienen, sobre todo, aquellos pequeños comercios de ropa que acostumbraban abastecerse de mercaderías viajando una vez al mes a Buenos Aires.

Esto sucede en Montecarlo, donde durante este tiempo los comerciantes avizoran un futuro complicado por más que haya re apertura, por la falta de mercaderías ya que la mayoría compra de Buenos Aires y se hace difícil conseguir stock con los mayoristas, además de las demoras en las entregas. Lorena Olivera hace más de diez años se dedica al rubro indumentaria y zapatos y es la primera vez que le toca vivir esta situación. Los primeros 15 días de cuarenta se mantuvo inactiva totalmente con la esperanza que pronto podría volver a trabajar, pero con el pasar de los días la situación comenzó a preocuparla, teniendo en cuenta que su único ingreso es su tienda.

Por lo que decidió comenzar a trabajar con el sistema de delivery, si bien las ganancias no son las mismas si le sirven para sostenerse día a día. “Tres semanas estuve en casa sin trabajar, y por supuesto seguía generando deudas y sin poder pagar, creo que a todos nos pasa lo mismo. Tampoco pude pagar monotributo, alquiler del local, si la energía eléctrica “ contó la comerciante.

Respecto al delivery dijo “surgió que tenía que empezar a mover algo para sacar lo que tenía y generar algo de efectivo, porque dependo de mi local. Hace mucho trabajo con las redes sociales que es por donde más se vende. Lo que hice es traer la mercadería a mi casa, saco fotos de las prendas, el cliente se contacta y pacto la entrega”.

A la hora de la entrega se cumple protocolos como la desinfección de cada prenda, utilización de guantes y que el cliente siempre mantenga la distancia con la utilización del barbijo o tapa boca, al igual que ella, además no ingresa a los domicilios, espera afuera la decisión del cliente.

No se consiguen talles

Si bien hay expectativas por la re apertura el lunes, Oliveira remarco que “No todos los mayoristas están trabajando, no se consiguen talles, te piden un mínimo de compras y se termina comprando cosa que no necesitamos. Estoy acostumbrada a viajar a Buenos Aires a buscar la mercadería, y ahora no se puede, y la compra a los mayoristas por internet esta muy complicado, muchos no están trabajando aun, hay, mucha tardanza en la entrega y además los precios van variando de un día al otro. Volver no va a ser fácil, es mucho lo que se perdió”.

Ante esta situación la comerciante adelanto que aún no abrirá su local ya que no cuenta con la mercadería necesaria, seguirá con el delivery. Porque abrir en esta situación significa seguir generando gastos.

En Montecarlo desde el lunes vuelven a funcionar todos los comercios estipulados por el gobierno provincial, con los protocolos correspondientes. El horario de atención es de 8 a 12 y de 16 a 18 de lunes a viernes, sábado y domingo de 8 a 12 hs.