El ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, dijo que no habrá una nueva extensión del congelamiento de alquileres y suspensión de desalojos sino que se hará uso de las herramientas que generó la nueva Ley de Alquileres.

De esta manera los inquilinos que tuvieron dificultades durante la pandemia para cumplir con los contratos deberán comenzar a pagar en cuotas la diferencia acumulada.

Julia Asoya, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Misiones, dialogó con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva y dijo: «los puntos principales del DNU preveían la prórroga automática manteniendo el valor del alquiler, posibilidad de que el inquilino difiera los ajustes hasta el vencimiento del DNU, es decir que a partir del 1 de abril deben pagarlo con la facilidad de poder abonar hasta en 12 cuotas sin interés. Si bien la mayoría se acogió al pago y muy pocos difirieron en Misiones porque hubo un cumplimiento de entre 80 y 90 por ciento».

«Nos parece justo que se actualice porque tenemos valores de locación de un año o año y medio, desde nuestro sector como corredores mobiliarios nos pareció que el principio del esfuerzo compartido se fue quebrantando porque cayó todo sobre los propietarios», acentuó.

Además destacó que el rol de los inmobiliarios fue fundamental porque «no queremos que el propietario se desanime y si el inquilino es cumplidor queremos conservarlo, es por eso que se negocia el valor del alquiler, nosotros somos mediadores».

«También a partir de ahora se pueden hacer desalojos por falta de pago que eso falta acelerar en la justicia porque lleva meses de trámite y en esos meses el propietario no cobra y es por eso que cada vez se piden más requisitos», remarcó.

Nueva Ley

Con la nueva ley los desalojos tienen que pasar por el Ministerio de Justicia para mediación además los contratos deberán estar inscriptos en AFIP.

«La nueva ley de alquileres comienza a regir desde el 1 de julio que es para cuidar a los locatarios, entonces a partir de ahora quienes quieran renovar el contrato va a ser con la nueva ley que establece un contrato por tres años y con ajustes anuales, no habrá otra modalidad excepto que sea comercial», destacó Asoya.

Finalmente comentó, «los ajustes se darán mediante un índice que surge de la variación entre el salario de los trabajadores estables y la inflación».

Fuente: Territorio Digital