La marca de teléfonos móviles Motorola viene presentando durante los últimos años una buena relación calidad-precio y es especialmente popular en Sudamérica. 

Si bien el pionero en comunicaciones móviles de Chicago pertenece desde hace tiempo al consorcio chino Lenovo, esto no perjudicó en nada la popularidad de la marca en México, Brasil y otras naciones latinoamericanas.

Y esto también es así porque en el pasado Motorola logró llevar innovaciones tecnológicas al mercado como la función 5G por menos dinero que sus competidoras Samsung, Huawei o Apple.

Entretanto, con la nueva familia de productos Edge 20, Motorola se atreve a introducirse en una zona de precios más elevada. Sus tres variantes superan en parte los precios que se manejan en Latinoamérica, aunque con entre 350 y 700 euros (unos 410 a 830 dólares), aún se encuentran por debajo de un valor «doloroso» en Europa.

Salvo algunas excepciones, se ofrece tecnología de punta a un precio de gama media. A continuación, los resultados del test al Motorola Edge 20 con y sin Pro, así como al Edge 20 Lite:

TODOS TIENEN UN GRAN DISPLAY

A quien le gusten los grandes displays, adorará estos tres modelos. La pantalla con 6,7 pulgadas es gigante y tiene un esbelto formato de 20:9. Y en la vida cotidiana esta pantalla OLED de fuertes contrastes y colores balanceados convence.

Sin embargo, la nitidez de la imagen no es sobresaliente con una densidad de píxeles de 385 ppi. Con una frecuencia de repetición de imágenes de 144 hercios, el modelo superior Edge 20 Pro también supera dispositivos de alta gama como el iPhone 12, pero con un consumo de energía bastante elevado.

Y para quien este display aún no sea suficientemente grande, porque necesita mostrar una presentación o desea ver una película, puede conectar un monitor externo.

Motorola lo denomina «ready for» y posibilita de esta forma no solamente un espejo del display, sino también un modo para juegos, películas, videochats o un escritorio móvil para trabajar. El cable HDMI necesario para la conexión ya viene junto con el Motorola Edge 20.

MUCHOS PÍXELES PARA MUCHA LUZ

Los tres modelos están equipados con una cámara principal con 108 megapíxeles. De esta manera, saca fotografías extraordinarias con colores naturales y una luz equilibrada. Asimismo convencen los contrastes.

El sensor de la cámara es compatible con la tecnología denominada Ultra Pixel, en la que nueve píxeles convencionales se combinan en un gran Ultra Pixel. Motorola promete mejorar así la sensibilidad a la luz. En la práctica, esto garantiza fotos detalladas incluso con poca luz.

Con un teleobjetivo, un ultra gran angular y un objetivo macro, el Motorola Edge 20 Pro cuenta con el equipamiento de cámara más lujoso. El teleobjetivo funciona al estilo periscopio, redirigiendo la luz capturada en un ángulo de 90 grados.

De este modo, ofrece un aumento óptico cinco veces mayor, que además se puede utilizar bien sin que las fotos salgan borrosas gracias a una estabilización óptica.

El modelo Pro ofrece incluso un superzoom de 50x por software. Sin embargo, solamente puede utilizarse con un trípode. En el nivel de zoom 20, las imágenes también empiezan a tener problemas.

El Edge Pro tiene una batería con una capacidad de 4500 miliamperios hora, lo que garantiza que el dispositivo no se agote prematuramente por la noche, incluso en caso de un uso intensivo.

NO SERÁ EL CHIP MÁS VELOZ, PERO ES RÁPIDO

El Motorola Edge 20 tiene al Snapdragon 870 como procesador principal. No se trata del hardware de mayor rendimiento disponible entre los Android. Pero, para ello, Motorola puede quedar claramente por debajo de la barrera de los 1.000 euros.

Además, en la vida cotidiana este equipamiento de gama media no tiene una repercusión negativa perceptible. El Edge 20 Pro está generosamente equipado con 12 gigabytes (GB) de memoria operativa (LPDDR5) y 256 GB de memoria flash (UFS 3.1).

En la prueba de referencia (Geekbench 5), el Edge 20 Pro con un núcleo de procesamiento se acerca incluso al mucho más caro Samsung Galaxy S21 Ultra, y las diferencias tampoco son enormes en la comparación con el Multi-Core.

SIN PRO, SIN TELEOBJETIVO PERISCOPIO

El Edge 20 sin Pro utiliza el chip de Qualcomm Snapdragon 778G, un poco más lento. Este modelo viene con una cámara de teleobjetivo simple con triple zoom óptico.

La batería es de dimensiones un poco más pequeñas (4000 mAh). El equipo dispone de una capacidad de almacenamiento de 128 GB, o sea más de la mitad que la del modelo Pro, así como una memoria operativa de 8 GB (RAM).

La cámara del modelo Lite, de precio más conveniente, no tiene teleobjetivo. Aquí Motorola utiliza como chip principal un SoC de Mediatek (Dimensity 720). La capacidad de almacenamiento es de 8 GB y la memoria flash, de 128 GB.

La batería tiene una capacidad de incluso 5000 mAh y logra que incluso el modelo más sencillo dure dos días sin necesidad de acudir a un cargador.

ALGO DE BRILLO, PERO TAMBIÉN CONCESIONES

Un aspecto positivo que se destaca es que los tres equipos Motorola ofrecen cargadores USB-C (30 vatios). Mientras tanto, Apple y Samsung se lo ahorran, señalando que estos adaptadores se encuentran masivamente a disposición.

Eso puede ser cierto en el caso de los cargadores más antiguos USB-A, pero no en el de los adaptadores modernos que Motorola coloca en la caja.

Los tres modelos son compatibles con la veloz red de telefonía móvil 5G y el nuevo estándar WiFi6. Esto significa que dentro de unos años aún seguirán estando a la vanguardia de la tecnología de las comunicaciones móviles.

Sin embargo, hay que hacer concesiones en otros ámbitos. Los tres smartphones Motorola testeados no pueden cargarse de forma inalámbrica. Los baños de inmersión también resultan un tabú: solamente hay protección contra salpicaduras de agua según la certificación IP52.

CONCLUSIÓN: UN PAQUETE SÓLIDO, SIN GRANDES DEBILIDADES

Con este trío de teléfonos inteligentes Edge, Motorola cubre un amplio espectro de precios. El Edge 20 Pro resulta atractivo para los entusiastas de la fotografía con su teleobjetivo periscopio. Pero quien utilice menos esta función, podrá arreglárselas perfectamente con el Edge 20, claramente más barato.

Mientras tanto, el modelo Lite es interesante sobre todo para las usuarias y usuarios que desean una duración de la batería lo más larga posible, sin tener que andar llevando siempre un cargador de alta velocidad en el bolsillo.

Y, con 5G y WiFi 6, los tres modelos de Edge están preparados para el futuro asegurado y se encuentran equipados con un Android limpio en su actual versión 11.