Se trata de dos diputados de la región de Bolton. Sostuvieron que el gobierno de Cameron debería solicitar el respaldo de París ante un eventual conflicto por Malvinas. Una de ellas es la viuda de un soldado caído en 1982

David Crausby y Jean Stroud-Mor son los últimos políticos ingleses en hacer mención a una eventual guerra con Argentina por las islas Malvinas, luego de que el primer ministro Cameron no descartase recurrir al combate para conservar el archipiélago en una entrevista cedida a la BBC a comienzos de año.

Los representantes de la región de Bolton reclamaron en una sesión en la Cámara de Comunes que, en caso de un nuevo conflicto militar con nuestro país, el gobierno británico debería exigir el apoyo de París en la contienda, a la manera de retribución por la colaboración inglesa en la reciente intervención francesa en Mali.

Pese a que el secretario de Estado para asuntos de Defensa, Andrew Robathan, el funcionario de Cameron a quien estaba dirigida la pregunta, respondiera que era «improbable» que la Argentina invadiera las Malvinas porque existía «una cláusula en la constitución de ese país que lo prohíbe» y que además, «no se discutió el tema con Francia», los legisladores volvieron a la carga en diálogo con The Bolton News, un matutino de su región que publica hoy sus dichos.

En la nota, Crausby aclara no esperar un conflicto, pero apunta que no se debería ser «complacientes» con Argentina, mientras que vuelve a reclamar el apoyo de «nuestro supuesto aliado Francia».

«Cada vez que Argentina está en problemas saca el tema de las Falkland (Malvinas) porque es popular con la gente», sostuvo el diputado, mientras que Stroud Mourt, viuda de un soldado inglés fallecido en la Guerra de Malvinas, pidió el apoyo de la comunidad internacional a la posición británica.

«Las Islas Falkland (Malvinas) deberían ser apoyadas por la ONU, no sólo por el Reino Unido en solitario», sostuvo Stroud Mourt.

Fuente: infobae.com