Latam avanza en su reestructuración global y sigue con el trámite para abandonar la Argentina

Sus accionistas inyectaron U$S900 millones para saldar deudas, en el marco de la ley de quiebras de EEUU. Aquí continúan las gestiones en el Ministerio de Trabajo.

La aerolínea Latam avanzó con el proceso de reorganización de la compañía bajo la ley de quiebras de los Estados Unidos, mientras continúa con los trámites para su salida de la Argentina ante el Ministerio de Trabajo.

El grupo Latam informó que avanzó con la inyección de U$S900 millones de financiamiento aportado por los accionistas Qatar Airways y familias Cueto y Amaro.

«Próximamente LATAM formalizará el segundo tramo de financiamiento privado que completaría el monto requerido para llevar adelante el proceso de reorganización voluntaria del grupo bajo el Capítulo 11», informó la compañía.

LATAM Airlines Group S.A., y las filiales de Chile, Colombia, Ecuador y Perú, formalizaron ante la Corte del Distrito Sur de Nueva York el primer tramo de la propuesta de financiamiento DIP (Debtor in Possession por sus siglas en inglés). El Tramo C corresponde a U$S 900 millones que comprometieron los accionistas Qatar Airways y familias Cueto y Amaro al momento de anunciar la solicitud del Capítulo 11, el 26 de mayo.

El financiamiento DIP es un mecanismo que permite a inversores prestar dinero para saldar deudas en ese proceso de reestructuración.

La propuesta deberá ser revisada por la Corte de Nueva York y será complementada durante las próximas semanas por la presentación de dos nuevos tramos de financiamiento (Tramos A y B, a los que el Tramo C se subordina), a través de los cuales el grupo busca conseguir los recursos adicionales para completar los aproximadamente U$S 2000 millones requeridos para su reorganización.

La propuesta también contempla una ampliación del Tramo C por otros U$S 250 millones, que ingresarán otros accioniestas.

“Dado que hasta el momento las empresas del grupo que forman parte de la reorganización no han accedido al apoyo estatal, a diferencia de lo que ha ocurrido en gran parte del resto del mundo, el compromiso de dos de los principales accionistas ha sido fundamental para dar continuidad operacional y para acceder a otras fuentes de financiamiento”, señaló Roberto Alvo, CEO de LATAM Airlines Group. «De materializarse el interés demostrado en el DIP, el apoyo estatal no sería requerido por las empresas que forman parte del proceso», prosiguió.

Latam inició un proceso de reestructuración en los Estados Unidos como consecuencia del impacto del coronovarivus en la industria aerocomercial, una de las más afectadas por el cierre de fronteras y la drástica caída de vuelos.

En la Argentina, la filial local, que acumulaba tres años de pérdidas, intentó avanzar con un recorte salarial del 50%, que los gremios rechazaron y el Ministerio de Trabajo frenó. Luego, anunció que dejaría de volar cabotaje y operaría vuelos regionales desde otras filiales, e inició el proceso para desvincular a 1715 trabajadores.

Hace dos semanas, Latam inició el Proceso Preventivo de Crisis (PPC) ante el Ministerio de Trabajo. Es el paso necesario para desvincular a los trabajadores. El trámite sigue en curso, a la espera de que los gremios hagan sus presentaciones, indicaron fuentes oficiales. En el país rige el decreto que prohíbe despedir empleados hasta agosto y el que dispone la doble indemnización hasta fin de año.

Fuente: TN