El magnetismo (también llamado “ángel”) en televisión es algo que no se puede explicar, pero que -a la vez- es muy fácil de detectar. Es cuando alguien atraviesa la pantalla con su sola presencia y se adueña del momento, no importa cuántos o quiénes sean los que tiene alrededor.

El lunes en MasterChef Celebrity, Lali Espósito demostró que su camino no es fruto de la casualidad, sino de tener talento, simpatía y carisma de sobra. En una segunda temporada donde faltan personajes que derrochen atractivo, Espósito brilló con luz propia.

Como parte de la promoción de La voz argentina, Lali pasó por el programa junto a Mau y Ricky Montaner. La idea es que ella por un lado, y los hermanos por otro, apadrinaran a uno de los dos equipos en competencia.

Lali Esposito y Mau y Ricky Montaner sorprendieron a los participantes de MasterChef Celebrity

La cantante se sumó a Gastón Dalmau, Cande Vetrano (todos amigos de la época de Casi ángeles) y Sol Pérez; mientras que los hijos de Ricardo Montaner se asociaron a Carmen Barbieri, Georgina Barbarossa y Dani “La Chepi”.

Espósito cocinó, bailó, se divirtió y hasta se dio el gusto de hacer “maldades”, como retacearle por un rato ingredientes a sus adversarios: “No vengan a robar. Hubieran estado más vivos en el supermercado. Sol, no seas tan buena con los contrincantes”. Previamente, había explicado: “Como capitana me veo bien porque ya desde el colegio soy la que votaban como delegada del curso para arreglar los quilombos entre los alumnos y los profesores”.

Por supuesto que se trató solo de un juego porque, llegando al final, directamente terminó ayudando al otro equipo. De paso, probó todas las preparaciones, propias y ajenas: “Por fin llega la parte que me gusta del programa, nos tienen acá a pico seco. Soy muy del picoteo. Pasó un rato largo y yo ya tengo como una ‘hambrecita’”.

Tal como lo vaticinó, su equipo ganó, y Lali la pasó tan bien que hasta hizo un pedido público: “Que me llamen para MasterChef 4 (en realidad, 3). Me encanta”. Mientras tanto, los responsables del programa tomaron nota.