Un último reporte de la ONG ProPublica, revela que la red social Facebook «espía» mensajes de WhatsApp. Sin embargo, también aclara que hay una razón válida por la que sería necesario hacerlo.

En cuestiones de privacidad, hace rato que se sospecha que Facebook «espía» mensajes de WhatsApp. La seguridad de la red social está la mira ya que bajo su dominio están Instagram y WhatsApp, la vigilancia de organizaciones externas que velan por la seguridad y la privacidad de los datos de miles de millones de personas también se extiende a ellas.

Sin ir más lejos, la ONG ProPublica puso a consideración esta semana un reporte que demostraría que Facebook «espía» mensajes de WhatsApp, ya que se “saltea” la encriptación que la misma empresa ofrece en su servicio de mensajería para así “leer” mensajes de los usuarios.

Y de hecho, hay datos dentro del reporte que parecen apuntar en ese sentido. «Facebook emplea a más de mil trabajadores contratados que llenan pisos de edificios de oficinas en Austin, Texas, Dublín y Singapur, donde examinan millones de contenidos de los usuarios».

Lo cierto es que esto es y no es exactamente así, al mismo tiempo. Incluso el mismo informe de ProPublica contiene una aclaración al respecto. Facebook no lee indiscriminadamente mensajes de WhatsApp, sino que analiza los fragmentos de chat que los usuarios y la misma aplicación denuncian por abuso o por algún otro motivo.

Tal vez no lo sepas, pero WhatsApp te permite reportar contactos, además de bloquearlos, para lo cual –advierte en su propio sitio de ayuda– «WhatsApp recibe los mensajes más recientes que recibiste de esa persona o grupo, así como información sobre tus interacciones recientes con ellos».

Y habida cuenta de que hablamos de la app de mensajería más usada en el mundo (más de 2.500 millones de usuarios mensuales, casi la tercera parte de la población mundial), es bastante probable que los reportes sean unos cuantos millones, y que analizarlos requiera una gran cantidad de empleados.

No son muchas las oportunidades en que Facebook puede defenderse con justa razón de una acusación que pone en duda su manejo de la privacidad ajena, pero esta, sin dudas, es una de ellas. De paso, sirve para aclarar qué pasa cuando reportás o bloqueás mesajes o contactos.

La defensa propia de la compañía va, claro, en ese sentido.

«WhatsApp ofrece una forma de denunciar el spam o los abusos, que incluye compartir los mensajes más recientes de un chat. Esta función es importante para prevenir los peores abusos en internet. Estamos en total desacuerdo con la idea de que aceptar los informes que un usuario decide enviarnos es incompatible con el cifrado de extremo a extremo», es el descargo que enviaron al sitio Business Insider el miércoles.

El informe de ProPublica es valioso, porque es bastante más extenso y apunta a que Facebook enfatiza en su propia publicidad la privacidad absoluta cuando no está en condiciones de ofrecer eso en la realidad, por esta suerte de “salvedades” que implican desencriptar millones de mensajes.

Pero es innegable que, en este caso, Facebook se escuda en algo real: no se pueden solucionar los abusos en la utilización de la plataforma sin revisar lo que sus usuarios denuncian como tal.