El exsenador acompañó a la joven, que hizo una gran interpretación de “Aprender a Volar” con lenguaje de señas. Margarita logró que los cuatro jurados dieran vuelta sus sillas pero eligió al equipo de Mau y Ricky.

Esteban Bullrich y su hija Margarita protagonizaron un momento emocionante en La Voz Argentina (Telefe). Antes de la presentación de la audición a ciegas, los dos conversaron con Marley y contaron cómo su vínculo siempre estuvo atravesado por la música.

El ex senador nacional, que padece la enfermedad degenerativa ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica), no pudo evitar quebrarse y se largó a llorar cuando relató cómo fue que le trasladó una de sus grandes pasiones a Margarita.

“Canto muy mal, pero tenía en mi memoria que cuaro era chico en mi casa había un piano y nunca había aprendido a tocarlo. Me dije ‘cuando sea grande, le voy a trasladar la música a mis hijos’. Ella fue la que más mostró esa veta y hacíamos dúos”, indicó Bullrich

Por su parte, Margarita valoró esos momentos que compartió con su papá: “Queen era lo que más escuchábamos, pero también de Jorge Drexler. Cantábamos mucho ‘Colgado en tus manos’, él hacía la parte del hombre y yo de la mujer”.

Al cierre de la entrevista, Bullrich dijo cuánto lo enorgullece que su hija esté haciendo algo que le gusta y siga a su corazón. “Creo que un padre no puede tener un sueño tan pleno”, reflexionó.

La Voz Argentina”: cómo fue la presentación de Margarita, la hija de Esteban Bullrich

Para sorprender al jurado de La Voz Argentina, Margarita Bullrich eligió “Aprender a Volar” y lo hizo de una manera muy especial: acompañando cada estrofa con lenguaje de señas. Todo ante la mirada de Esteban, que estaba realmente conmovido.

SU interpretación fue tan buena que todos los jurados se dieron vuelta para intentar sumarla a sus teams. “Tenías imprecisiones, pero algo pasó y no sé que fue, Lo que vi, me dio un llanto muy grande. Así que cuéntame algo de ti”, le dijo Ricardo Montaner.

Luego de escuchar al coach, ella respondió: “Tuve unos años un poco difíciles, a mi papá lo diagnosticaron con ELA y todo estuvo siendo un poco duro. Pero, como familia, aprendimos sobre la paciencia y cómo sacar algo bueno de todo”.

Margarita eligió sumarse al equipo de Mau y Ricky, quienes se acercaron a conocer en persona a un Esteban Bullrich que estaba en un costado y no podía parar de llorar por la performance de su hija. “Fue un momento mágico y hermoso”, resumieron los artistas.