La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) alertó hoy que el 70% de las vacunas contra el coronavirus fueron administradas en los países más ricos, una situación que calificó de “alarmante e injusta” porque podría prolongar e incluso agravar la pandemia.

Según un informe, los 50 países más ricos del mundo acapararon casi el 70% de las dosis administradas hasta ahora, mientras que los 50 países más pobres apenas administraron un 0,1% de las dosis disponibles.

“Esto es alarmante porque es injusto y porque podría prolongar o incluso agravar esta terrible pandemia”, expresó el secretario general de la FICR, Jagan Chapagain.

“En la carrera para poner fin a esta pandemia, todos remamos en el mismo bote. No podemos sacrificar a quienes corren mayor riesgo en algunos países para que los que corren menor riesgo puedan vacunarse en otros”, agregó Chapagain y remarcó que “la distribución equitativa es la única forma de resolver la emergencia de salud pública más urgente de nuestro tiempo”.

“Sin una distribución equitativa, incluso aquellos que están vacunados no estarán seguros”, alertó.

Según la FICR, si grandes zonas del planeta no tienen acceso a la vacunación, el virus seguirá circulando y mutando, situación que podría llevar al desarrollo de nuevas cepas insensibles a las vacunas.

El plan de la Federación Internacional no consistirá en comprar vacunas, sino en apoyar los esfuerzos nacionales de inmunización en una variedad de áreas. En muchos países, el personal capacitado será responsable de la distribución física de las vacunas a los grupos vulnerables y de riesgo.

Los voluntarios de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja buscarán llegar a las comunidades e individuos social o geográficamente aislados para que no queden excluidos de la inmunización. “La igualdad no cae del cielo”, enfatizó Chapagain.

Vacunas contra el coronavirus para Argentina
La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó este miércoles que la Argentina recibirá 2.275.200 de dosis de las vacunas contra el coronavirus que elaboró la Universidad de Oxford y que comercializa el laboratorio AstraZeneca, como parte del programa Covax para garantizar el acceso a nivel mundial de la medicación contra la actual pandemia.

Fuente: Telam