Una adolescente alemana de 16 años fue detenida mientras pintaba con aerosol negro enormes cruces gamadas encima de los carteles que el partido político Die Linke (La Izquierda) había desplegado por las calles.

Fue llevada a juicio junto a dos amigos y allí se determinó que había marcado al menos 33 de estas propagandas electorales con símbolos nazis, dado que, además de las cruces, la muchacha había pintado las siglas de las SS nazis.

Por estas razones, la joven alemana fue condenada por el delito de propagación de símbolos anticonstitucionales, de acuerdo con lo publicado por el diario español El Mundo.

Lamentablemente, juicios de este estilo son moneda corriente en Alemania. Pero esta sentencia tiene algo de particular: la adolescente condenada deberá comprar con su propio dinero un ejemplar del Diario de Ana Frank, luego leerlo para al final escribir un resumen que deberá ser presentado ante el juez en un plazo de 10 días.

Ana Frank tenía justamente la misma edad que esta chica cuando murió por culpa de la falta de alimento y la fiebre tifoidea. Estaba presa en el campo de concentración de Bergen-Belsen. Días antes había muerto su hermana en parecidas condiciones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.