El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, encabeza una conferencia de prensa en la que brindará detalles sobre la situación epidemiológica y anunciará las medidas de prevención.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, dijo hoy que lo que registra actualmente la provincia de Buenos Aires «no es una ola, es un tsunami» y advirtió sobre la «impresionante velocidad de crecimiento» de casos de coronavirus en los últimos días.

«En las últimas tres semanas pasamos de 2.500 casos a un promedio de 6 mil. No es sólo lo súbito o la velocidad, sino la magnitud», dijo Kicillof en una conferencia de prensa en la que anunciará las nuevas medidas para la provincia de Buenos Aires.

Ayer al mediodía Kicillof mantuvo un encuentro por videoconferencia con los intendentes de los municipios que integran el AMBA y les expresó que la Provincia acompañaría las decisiones que tome el Gobierno Nacional para prevenir la propagación del coronavirus.

Anoche, en un mensaje televisado, el presidente Alberto Fernández anunció que quedan suspendidos los «viajes grupales» y que en las zonas de mayor riesgo epidemiológico se restringirá la circulación nocturna desde las 0 hasta las 6.

El jefe de Estado afirmó que se vedarán las reuniones en casas particulares y al aire libre para más de 20 personas, los bingos y discotecas permanecerán cerrados y los bares y restaurantes deberán cesar su actividad a las 23.

Tampoco se podrán realizar actividades deportivas en lugares cerrados y en el AMBA la utilización del transporte público estará reservado a los trabajadores esenciales y a la comunidad educativa.

Las medidas entrarán en vigor en el primer minuto de mañana y se extenderán hasta el próximo 30 de abril.

Fuente: Ámbito