La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) lanzó este domingo por la tarde un comunicado expresando su «malestar» por la suspensión del partido que jugaban la Selección y su par de Brasil, por una nueva fecha de las Eliminatorias para el Mundial de Qatar 2022, luego de que la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria del país vecina decidiera interrumpir el juego para deportar a Emiliano Martínez, Cristian Romero, Giovani Lo Celso y Emiliano Buendía por violar restricciones para prevenir el contagio de coronavirus.

Asegura la AFA que la selección cumplió con todas las normativas sanitarias desde su arribo a San Pablo el viernes pasado. Y sostiene, a la espera de la decisión de la FIFA sobre qué pasará con el partido: «El fútbol no debe vivir esta clase de episodios que atentan contra el espíritu deportivo de una competencia tan importante».

Por otro lado, se supo que la selección abandonó el estadio tres horas después del escándalo y emprende el regreso a la Argentina

Sin pasar por el hotel, el plantel nacional ya está camino a nuestro país. “El micro está en la pista”, le dijo Daniel Scioli a la prensa de Buenos Aires. El clásico sudamericano fue suspendido por autoridades sanitarias brasileñas de manera escandalosa y sólo se jugaron cinco minutos.

El clásico sudamericano, por las Eliminatorias rumbo al Mundial de Qatar, terminó abruptamente cuando autoridades sanitarias locales (Anvisa) ingresaron al campo de juego para intentar llevarse a los jugadores Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso, Cristian Romero y Emiliano Buendía. El partido se suspendió y los jugadores se recluyeron en el vestuario. “Si se querían llevar a alguno de mis futbolistas no lo iba a permitir”, dijo el entrenador Lionel Scaloni.

La postura del seleccionado argentino era clara y quería garantías para irse sin problemas. Los dirigentes argentinos pretendían que los cuatro futbolistas que llegaron del Reino Unido (son los acusados de haber falseado la declaración al ingresar a Brasil) pudieran marcharse junto al resto de la delegación. En ese sentido, el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli,dijo: “Pedí que facilitaran el regreso del seleccionado. No veo intencionalidad política”.

En tanto, el presidente interino de la Confederación Brasileña de Fútbol, Ednaldo Rodrigues, aseguró hoy que los cuatro jugadores argentinos estaban autorizados a jugar el partido por las Eliminatorias Sudamericanas y que después iban a ser deportados del país. El titular de la CBF criticó el accionar de la Anvisa que interrumpió el superclásico a los pocos minutos y calificó como “lamentable” lo que sucedió en el estadio Arena Corinthians. ”Todos se asustaron. Fue un episodio lamentable. El Brasil-Argentina despierta interés en todo el mundo. Según sabemos, la Anvisa hace tres días está acompañando a la selección de Argentina”, comenzó Rodrigues en su relato a la transmisión oficial.

El comunicado completo

La Asociación del Fútbol Argentino expresa su profundo malestar por la suspensión del encuentro entre la Selección Argentina y la Selección de Brasil en San Pablo.

Al igual que la CBF, la AFA se encuentra sorprendida por el accionar de Anvisa una vez iniciado el partido. Cabe señalar que la Delegación Albiceleste se encontraba en territorio brasileño desde el día 3 de septiembre a las 8 AM cumpliendo todos los protocolos sanitarios vigentes regulados por la Conmebol para el normal desarrollos de las Eliminatorias rumbo a Qatar 2022.

Tras el informe de los oficiales de Conmebol y el árbitro del encuentro, los antecedentes serán remitidos al órgano competente de FIFA de conformidad con la reglamentación vigente.

El fútbol no debe vivir esta clase de episodios que atentan contra el espíritu deportivo de una competencia tan importante.

Fuente Clarín