Mediante el decreto 100 con fecha del 1 de febrero, el gobernador de Misiones instruyó el esquema a tener en cuenta para el acto eleccionario. Se contempla la obligatoriedad del uso de barbijos o tapabocas, rigurosa limpieza y desinfección de los lugares de votación, estricto distanciamiento entre personas y organización de horarios y establecimientos “en pos de la mayor seguridad epidemiológica-sanitaria”.

En el decreto se aclara que, “deberán tenerse en cuenta los siguientes parámetros:

-la obligatoriedad de la utilización de barbijos y/o tapabocas

-la rigurosa limpieza y desinfección de los lugares afectados al comicio y proceso electoral.

-el estricto cumplimiento del distanciamiento entre personas.

-la maximización de los esfuerzos a los fines de optimizar la organización de los horarios y establecimientos para la emisión del sufragio, en pos de la mayor seguridad epidemiológica sanitaria.

El instrumento legal además instruye al ministerio de Educación, al Consejo General de Educación y demás dependencias y organismos del Poder Ejecutivo, “cuya colaboración resulte necesaria para el desarrollo del proceso electoral en un marco de seguridad epidemiológica, a prestar toda la colaboración que le fuera requerida por las autoridades electorales”.