El trabajo soñado existe y se puede encontrar en Canadá. Es que la empresa de confitería Candy Funhouse está buscando un empleado que coma sus productos todos los días por miles de dólares al año.

El «primer y único jefe de Caramelos del mundo» probará todos los caramelos de la empresa -más de 3500 piezas al mes- y dará su opinión. También dirigirá supuestamente las reuniones del consejo de administración de caramelos, decidirá qué productos vender y dirigirá la estrategia de caramelos de «FUNhouse». Además, tendrán el poder de conceder golosinas «con el sello oficial de aprobación del CCO (Chief Candy Officer)».

Los aspirantes tienen hasta el 31 de agosto para presentar su solicitud y no están limitados por la ubicación ni por la edad. La empresa afirma que los aspirantes de tan solo 5 años son bienvenidos, y que no es necesario que estén en el lugar de trabajo, ya que éste puede realizarse a distancia. Pero si lo prefieren, pueden trabajar desde sus oficinas de Canadá o Nueva Jersey.

SIN EXPERIENCIA

Aunque no es necesario tener experiencia, Candy Funhouse pide que los mejores candidatos tengan «chocolate corriendo por sus venas», «pasión por los dulces, la cultura pop y que sean golosos».

El candidato seleccionado para probador de sabores recibirá una remuneración de hasta 100.000 dólares canadienses (unos u$s 78.167,70) al año, recibirá una «amplia formación sobre el paladar» y se le ofrecerá un «amplio plan odontológico».