Patricia Nasutti contó al llegar a la manifestación que convocó la organización Ni Una Menos que Jorge Bergoglio, el Papa Francisco, se comunicó con ella tras el femicidio de su hija en Rojas. Anteriormente, se había reunido con Alberto Fernández en Casa Rosada.

Tras reunirse en Casa Rosada con Alberto Fernández y las ministras Elizabeth Gómez Alcorta, Marcela Losardo y Sabina Frederic, Patricia Nasutti, la mamá de Úrsula Bahillo, se dirigió a los alrededores del palacio de Tribunales, donde la organización Ni Una Menos convocó a marchar a fin de exigir reformas en la Justicia para evitar nuevos femicidios como el cometido en la localidad de Rojas, provincia de Buenos Aires. En ese contexto, la madre de la joven asesinada afirmó que recibió un llamado del papa Francisco y que “está siguiendo la causa todos los días”.

“Les transmito a todos, amén de la religión, ustedes saben que somos una familia católica, que estuvimos con el obispo y me ha dejado del Vaticano un regalo del Santo Padre. Me ha llamado el papa Francisco, Jorge Bergoglio, y él está siguiendo la causa todos los días”, dijo Nasutti, al hablar con la prensa que cubría la manifestación.

Anteriormente, la mamá de Úrsula había sido recibida por el Presidente. “Estuvimos reunidos dos horas. Fuimos muy bien escuchados. Hicimos el pedido que como mamá y papá necesitamos para que la Justicia cambie, para que no haya más otra Úrsula. El Presidente nos ha prometido varias cosas, que las va a cumplir. Dentro de dos semanas el Presidente van a estar en mi casa”, afirmó Nasutti en las puertas de Casa Rosada, una vez finalizada la reunión.

“Me dio su celular personal y las Ministras también. Lo único que les puedo decir es que es una persona humana, Alberto Fernández me escuchó como mamá y me voy totalmente contenta, a pesar de la tristeza que tiene mi alma”, agregó Patricia, que había ingresado a la sede gubernamental con un gran cartel que rezaba: “Justicia por Úrsula”.

Nasutti inhumó los restos de su hija la semana pasada en un funeral al que asistieron prácticamente todos los vecinos de la ciudad bonaerense de Rojas, donde vivía Úrsula. En tanto, el policía femicida Matías Ezequiel Martínez, que amenazó por meses y luego degolló y apuñaló a la joven de 18 años, se encuentra detenido bajo el cargo de “femicidio agravado”.

En la Argentina, una mujer es asesinada sólo por el hecho de ser mujer cada 29 horas, pero algunos femicidios despiertan particular repercusión. El de Úrsula, que ocurrió el 8 de febrero, sigue provocando reacciones sociales y políticas, entre otras cuestiones por la indignación que causó que la joven había realizado 18 denuncias antes del trágico final. Así, en las redes sociales hay fuerte repudio, inclusive de figuras mediáticas, modelos y actrices que aumentaron la difusión del caso.

papa francisco

Alberto Fernández recibió a la madre de Úrsula, víctima de femicidio.

Asimismo, días atrás el Presidente calificó el femicidio de Úrsula como “tremendo” y pidió ser “inflexibles con los autores”. Su gobierno apuntó contra la Justicia: desde el Ministerio de la Mujer, en declaraciones radiales, Elizabeth Gómez Alcorta denunció que el Poder Judicial no cuenta con perspectiva de género. A su vez, esta tarde, antes de recibir a la madre de la joven, el Presidente convocó, mediante una carta, a todos los gobernadores del país “a trabajar mancomunadamente y a poner todos los esfuerzos para llevar adelante las medidas y las transformaciones que son necesarias y a construir así, una Argentina unida contra las violencias de género”.

En tanto, en la tarde de este miércoles familiares y amigos de víctimas de violencia de género, además de militantes y referentes de organizaciones sociales y estudiantiles, se convocaron frente a los Tribunales de todo el país en repudio al femicidio de Úrsula Bahillo. La agrupación Ni Una Menos tituló la protesta como “Por Úrsula, por todes” e invitó a diferentes agrupaciones e individuos de todo el país a sumarse al reclamo, que se basa en el pedido de agilización y mejoras en la Justicia para evitar otros femicidios.


Fuente: Infobae