Coronavirus: por el caos vehicular en Buenos Aires, el Presidente advirtió que les secuestrarán el auto a los desacatados

Tras el caos de tránsito que se registró durante las últimas horas en los 13 accesos que tiene habilitados la Ciudad de Buenos Aires, el presidente Alberto Fernández adelantó que profundizará las sanciones, incluso con el secuestro de automóviles.

El jefe del Estado reiteró que será inflexible con las personas que violan la cuarentena que dispuso el jueves pasado. «Es posible que entre los que se mueven haya gente que no está autorizada a salir. Les aviso que a donde los encontremos, los detenemos y les vamos a sacar los autos porque son unos inconscientes «, enfatizó.

«Lo que no entra con la razón, va a entrar con la fuerza», advirtió en diálogo con el canal A24.

Fernández dijo que calculan que alrededor de 230 mil personas están autorizadas a ingresar a la Capital porque cumplen tareas esenciales. «Trabajan en salud, seguridad, alimentación, farmacias o estaciones de servicio«, afirmó Fernández.

El Presidente destacó que las restricciones a la circulación en el área metropolitana fueron coordinadas con los intendentes, el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta . «Todo está organizado» , subrayó.

Este martes, el gobierno porteño endureció los controles para hacer cumplir la cuarentena obligatoria y dispuso el cierre de 56 accesos a la ciudad. Solo quedan 13 puntos abiertos para los rodados: los puentes Avellaneda, Pueyrredón, Alsina y La Noria; los cruces con las avenidas Eva Perón , Rivadavia, San Martín y Cabildo; y los accesos Norte y Oeste.

El colapso del tránsito que se registró desde las primeras horas de este miércoles en los accesos habilitados a la ciudad de Buenos Aires alarmó a las autoridades nacionales y porteñas.

El Gobierno se encamina a endurecer los controles de cumplimiento de la cuarentena en zonas urbanas. Las restricciones en estudio apuntan a acotar los horarios de salidas para comprar en negocios de cercanía y también a limitar las excepciones de actividades no alcanzadas por la cuarentena. Ambas opciones comenzaron a discutirse en una reunión de Fernández con intendentes.

Fuente: La Nación