La presidenta de la Sociedad Paraguaya de Pediatría, Ana Campuzano, manifestó este jueves que es preocupante el aumento de niños contagiados con el Covid-19 en Paraguay.

En este sentido, reiteró que la automedicación puede generar daños a la salud e instó a los padres a no suministrar ivermectina a los chicos.

“Los niños se enferman y en este momento mucho más que antes. El índice de personas infectadas es mucho mayor, entonces los niños también están expuestos al contagio. En este momento hay más de 10 niños internados en terapia intensiva por COVID-19”, señaló la presidenta del gremio en comunicación con la radio 650 AM.

Además, sostuvo que desde hace unas semanas empezaron a aumentar los casos del nuevo coronavirus en niños y recomendó no sacarles de la casa ante el aumento sostenido del coronavirus y la circulación de la variante brasileña en el país.

Campuzano calificó como “una catástrofe” que los niños no puedan ir a clases, pero exponerse y contagiarse con el nuevo coronavirus puede ser igual o peor.

La pediatra insistió en que “es fundamental no bajar la guardia con el lavado de manos, uso de mascarillas y mantener el distanciamiento físico, a fin de reducir la posibilidad de contraer la enfermedad”.

La cantidad de fallecidos a causa del Covid-19 llegó a 5.561. También hay 211.739 pacientes recuperados y la cifra total de contagios alcanza 257.706 desde el brote del virus en el país en marzo del 2020, de acuerdo con el reporte del Ministerio de Salud Pública del día miércoles.

“Los niños pueden enfermarse de manera leve y después de cuatro semanas presentar un síndrome multisistémico grave. En toda la literatura internacional, no existe nada que avale que los niños usen la ivermectina, ese fármaco es para uso animal. Es un sacrilegio que los adultos mediquen a los niños con ivermectina, es una irresponsabilidad total, es un crimen”, agregó la presidenta de la Sociedad Paraguaya de Pediatría.

Fuente: La Nación