Coronavirus: desde el Sindicato Único de Taxis y Remises de Misiones aseguran que pese a ser un servicio exceptuado, la actividad cayó hasta un 90%

Sandra Barrios, presidenta del Sindicato Único de Taxis y Remises, sostuvo que desde inicios de la cuarentena obligatoria la actividad en el rubro cayó de forma notable. En contracara, por el cese de actividades en el servicio de ómnibus de corta y larga distancia, aseguró que hubo casos en los que solicitaban viajes a diversos puntos del país.

La titular del Sindicato Único de Taxis y Remises de Misiones, Sandra Barrios, dialogó con Radio Libertad sobre la situación que se vive desde el sector, puntualmente desde hoy que se han habilitado nuevos rubros en marco de la flexibilización de la cuarentena.

“Cuando inició la cuarentena, entre las actividades exceptuadas en el decreto presidencial estaba el transporte público de pasajeros, el gran problema era que no teníamos pasajeros”, manifestó la dirigente. Añadió que también hubo problemas en los controles ya que en muchos casos los agentes de seguridad desconocían que tanto taxis como remises estaban habilitados a trabajar.

Según indicó, desde inicios del aislamiento social, preventivo y obligatorio, la actividad en el sector cayó entre un 80 y hasta el 90 por ciento. “Tuvimos muchos problemas pese a ser un rubro exceptuado. En algunos casos les secuestraban los móviles a algunos conductores y no podían trabajar por 15 días”, lamentó.

Barrios aseguró que por este motivo todos los trabajadores del volante ahora circulan con un permiso firmado por ella en nombre del sindicato y añadió que en el caso de los trabajadores del interior de la Provincia, les han enviado el mismo salvoconducto para que continúen circulando.

“Estamos sobreviviendo, no tuvimos ninguna ayuda monetaria. Algunos trabajadores son personas retiradas de las fuerzas de seguridad y otros son trabajadores independientes”, manifestó acerca del estado actual de los conductores misioneros.

Debido a que el servicio de ómnibus de corta y larga distancia aún se encuentra suspendido, sostuvo que en algunos casos hubo personas que contrataron el traslado en taxi a diversos puntos del país como ser hasta la provincia de Santa Cruz, ejemplificó.

En este sentido, la representante gremial precisó que en el caso de necesitar realizar trayectos de estas características, en primer lugar el chofer debe contar con el permiso de circulación nacional, el certificado que le proveen desde el sindicato y otra autorización firmada por Gendarmería Nacional Argentina para evitar tener posibles inconvenientes.

Los pasajeros en cuestión, por otra parte, también deben contar con el permiso que los autoriza a trasladarse desde un punto a otro, así como cumplir con los requerimientos sanitarios para realizar el viaje.