Con el fin de garantizar el cumplimiento de los protocolos sanitarios vigentes, la Dirección General de Control Comunal continúa realizando controles nocturnos a bares, locales gastronómicos, heladerías y complejos deportivos.

Durante el último fin de semana se controló el cumplimiento del horario de cierre de locales, sin constatar actividad fuera de horario. Además, se desarticularon una fiesta clandestina y un cumpleaños.

En la fiesta se encontraban más de 100 personas, mientras que en el cumpleaños más de 20. En ambos lugares se llevó a cabo la suspensión y desalojo de las personas.

Estos trabajos se realizan en conjunto entre el municipio a través de la Dirección de Control Comunal y la Policía de la provincia.