Convencer a Messi de que siga es el primer gran desafío que tiene Joan Laporta en su segunda etapa como presidente del FC Barcelona. El contrato que Leo tiene con el club vence el 30 de junio de 2021 y nadie sabe con certeza qué es lo que hará el mejor jugador del mundo una vez que ese vínculo esté terminado.

París Saint-Germain, Manchester City e Inter son apenas algunos de los gigantes de Europa que le han hecho saber lo interesados que están en contar con sus servicios para la próxima temporada, sin embargo el 10 se mantiene en silencio a la espera de que el presidente del Barça, con quien mantiene una excelente relación de su etapa anterior, le acerque una propuesta acorde a sus pretensiones, que no son sólo económicas sino también deportivas. Y en eso anda Laporta, según cuentan en Catalunya.

Fue El Món a RAC1, de Jordi Basté, el medio que reveló la oferta de renovación que el máximo dirigente del club blaugrana le presentó a Messi. Una propuesta ‘distinta’ desde lo económico, dada la delicada situación financiera que atraviesa el club, pero con algunos puntos que podrían llegar a pesar desde lo sentimental. Según ha trascendido, se le ofrece partir de un salario inferior al que percibe en la actualidad pero con aumentos conforme evolucione la economía de la institución. Asimismo, y siempre según la información de la emisora, Laporta también le habría ofrecido ser embajador del Barcelona una vez que se retire del fútbol profesional.

Con esta propuesta y la promesa de un proyecto serio, con un equipo competitivo que le permita a Leo seguir conquistando títulos (en este sentido, el fichaje de Erling Haaland resultaría clave), es que el presidente intenta convencerlo de que siga después del 30 de junio. Y confía en que va a lograrlo: este viernes, antes de partir rumbo a Sevilla para el partido que Barcelona va a disputar el sábado contra el Athletic, por la final de la Copa del Rey, confesó que la renovación de Messi «progresa adecuadamente».

La delegación del FC Barcelona ya está en Sevilla:

El plantel que tiene a Ronald Koeman a la cabeza ya está en Sevilla para disputar, este sábado a las 16.30, la final de la Copa del Rey ante el Athletic. La delegación blaugrana llegó alrededor de las 7 de la mañana (hora argentina) a tierras hispalenses.

En horas de la tarde se llevará a cabo el último entrenamiento del Barcelona previo al encuentro. De cara a la final, Gerard Piqué sigue siendo duda por unas molestias en la rodilla.

Fuente: Olé