Incluye financiamiento en medios aéreos y equipamiento, además de acciones concretas de ataque y prevención de focos ígneos que contemplan la instancia nacional, provincial y municipal.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, junto al secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky, presentaron en el salón Pueblos Originarios de la Casa de Gobierno el Plan Nacional de Lucha contra el Fuego, que incluye un fuerte aumento presupuestario destinado al combate y prevención de incendios forestales en todo el país. La inversión prevista para los próximos 18 meses es de USD 50 millones.

Al respecto, Cabandié expresó: “Vamos a seguir en esta tesitura, invirtiendo y apostando. Creemos fuertemente en la necesidad de preservar, de cuidar, de conservar”.

manejo del fuego
Juan Cabandié

Además, el ministro destacó el trabajo en territorio de las y los brigadistas y aseguró que su presencia “es lo que marca la posibilidad de que los fuegos se extingan, se apaguen, se controlen”, lo cual ocurre “con el apoyo de los medios aéreos”, a lo que agregó: “Estamos poniendo mucho hincapié para mejorar sus condiciones laborales”.

También manifestó que “falta una pata fundamental”. “El 95 por ciento de los fuegos tienen la mano del hombre o mujer, que por dolo o imprudencia generan esos focos”, explicó. Indicó que el Ministerio puede aportar “herramientas, instrumentos e información”, en particular, para la zona del Delta del Paraná. “Eso nos arroja la localización de focos ígneos”, agregó, además de señalar que cuando eso “se cruza con información catastral de las provincias, la Justicia puede determinar claramente quiénes son los que prenden permanentemente fuego en el territorio”.

manejo del fuego
Anuncio Plan Nacional de Lucha contra el Fuego

“Por eso le rogamos a la Justicia que nos diga quiénes son los que prenden recurrentemente. Mañana vamos a acercar toda la información al juzgado de Victoria para que puedan actuar. Esperamos que sea así” finalizó.

A su término, Federovisky afirmó: “Todos sabemos que el incendio que más fácil se puede apagar es aquel que no se enciende o aquel que se detecta tempranamente. Hoy nuestras acciones están en esa dirección, en la prevención, la detección, el combate y la restauración. Tenemos 18 meses por delante en los cuales nos hemos propuesto terminar de fortalecer al Servicio Nacional de Manejo del Fuego y dejar instalada una política pública”.

“Desde que el presidente tomó la decisión de que el manejo del fuego pasara a la órbita del Ministerio de Ambiente, se pudo desarrollar una mirada abarcativa sobre los incendios forestales en el marco del problema que nos plantea el cambio climático”. “La prevención, la detección temprana, el combate y la restauración son factores que si no van de la mano hacen imposible un abordaje moderno y eficaz en materia de incendios forestales que están altamente potenciados por la crisis climática actual”, agregó el secretario.

El plan contempla un acuerdo marco con el Estado francés para la provisión de medios aéreos y equipamiento que incluye un avión observador para transportar brigadistas, cinco aerostatos para vigilancia y monitoreo con cámaras infrarrojas y de visión, autobombas forestales, puesta en valor y recuperación de seis helicópteros y capacitaciones a brigadistas. Además, prevé el alquiler de un helicóptero de mediano porte con capacidad de arrojar 4.500 litros de agua para la próxima temporada estival.