Se trata de Pablo Ezequiel Cuccaro. El procedimiento se llevó a cabo esta mañana por orden de la fiscal Celsa Ramírez. Ayer el conductor de televisión y presidente de San Lorenzo hizo la denuncia ante la justicia porteña

A menos de 48 horas de que el presidente del club San Lorenzo de Almagro, Marcelo Tinelli, denunciara que sus hijos habían sido amenazados de muerte en Twitter, la fiscal de la Ciudad de Buenos Aires que investiga el caso, Celsa Ramírez, ordenó el allanamiento e imputó esta mañana a uno de los sospechosos, según confirmaron a Infobae altas fuentes con acceso al expediente.

De acuerdo con lo que supo este medio, en el procedimiento lograron el secuestro del teléfono celular de una de las personas imputadas de haber proferido amenazas para determinar si fue desde ese dispositivo que amenazó a los hijos del conductor televisivo. Se trata de un hombre identificado como Pablo Ezequiel Cuccaro (35), quien de acuerdo con la investigación es socio de San Lorenzo y ya fue citado a la sede de la fiscalía para ser indagado.

Según contó el propio Tinelli en su cuenta de Instagram, su familia no sólo recibió amenazas a través de Twitter. De acuerdo con el relato del empresario, las personas que agredieron a sus hijos usaron otras redes sociales y hasta mensajes de texto. “Cuánta locura, cuánta agresión. Qué momento difícil de odio estamos viviendo. Me amenazan vía redes sociales y Whatsapp, amenazan a mis hijos. Y todo eso por… resultados futbolísticos (sí, por eso). Parece descabellado, pero es así”, señaló.

La denuncia del presidente de San Lorenzo fue elevada ante la Fiscalía General de la Ciudad el jueves por la noche y tras una rápida investigación de Ramírez, titular de la Fiscalía Nº35, especializada en Eventos Masivos, se logró identificar al acusado y concretar el allanamiento que tuvo el aval del juez Penal, Contravencional y de Faltas Nº7, Rodolfo Ariza Clerici, y la colaboración durante el operativo del Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ).

“Anoche (por el jueves) hice la denuncia correspondiente en la Fiscalía General de la Ciudad. Se tiene que terminar la impunidad para estos violentos, que se amparan en ‘defender los intereses y los colores del club’. Mi apoyo absoluto a mi familia en este momento difícil”, concluyó el mensaje del conductor, quien ayer se presentó en la fiscalía de Ramírez en persona a ratificar los contenidos de la denuncia y aportar más información.

“Excelente noticia que ojalá lleve tranquilidad a toda mi familia. Hechos así no pueden quedar impunes. Gracias a la fiscal y a toda la Fiscalía General de la Ciudad. Vamos a seguir con esto, hasta que sean imputados todos los responsables”, escribió hoy el presidente del club en su cuenta de Twitter luego de la noticia dada a conocer por Infobae.