En el marco de una nueva reunión del Consejo del Salario para los Trabajadores de Casas Particulares en la sede del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social nacional, acordaron aumento del 6% desde noviembre para empleadas domésticas.

El acuerdo paritario incluye un incremento del 6% en noviembre y posteriormente se adicionará entre un 2% al 5% de diciembre. El acumulado anual paritario (que incluye desde junio de este año a mayo del 2022), llegará al 50%. En la reunión se acordó una nueva revisión para marzo de 2022.

El incremento salarial impactará en 1,5 millones de trabajadoras de casas particulares. El acuerdo previo incluía que en junio se iban a otorgar incrementos no acumulativos del 13%; 12% a partir de septiembre 2021; 5% a partir de diciembre 2021, y 12% desde marzo 2022, con cláusula de revisión ese mes.

Sueldos de empleadas domésticas: cómo quedó la escala

En el marco de una nueva reunión del Consejo del Salario para los Trabajadores de Casas Particulares en la sede del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social nacional, se acordó un nuevo aumento para las trabajadoras de Casas Particulares.

El acuerdo paritario incluye un incremento del 6% en noviembre y posteriormente se adicionará entre un 2% al 5% de diciembre. El acumulado anual paritario (que incluye desde junio de este año a mayo del 2022), llegará al 50%. En la reunión se acordó una nueva revisión para marzo de 2022.

Cómo quedan las escalas para el personal

SUPERVISOR/A: Coordinación y control de las tareas efectuadas por dos o más personas a su cargo

-Personal con retiro: Hora: $279,5

-Personal sin retiro: Hora $306

PERSONAL PARA TAREAS ESPECÍFICAS: Cocineros/as contratados en forma exclusiva para desempeñar dicha labor, y toda otra tarea del hogar que requiera especial idoneidad del personal para llevarla a cabo.

-Personal con retiro: Hora: $264,5

-Personal sin retiro: Hora $290

CASEROS: Personal que presta tareas inherentes al cuidado general y preservación de una vivienda en donde habita con motivo del contrato de trabajo.

-Hora: $249,5

ASISTENCIA Y CUIDADO DE PERSONAS: Comprende la asistencia y cuidado no terapéutico de personas, tales como: personas enfermas, con discapacidad, niños/as, adolescentes, adultos mayores.

-Personal con retiro: $249,5

-Personal sin retiro: $279,5

PERSONAL PARA TAREAS GENERALES: Prestación de tareas de limpieza, lavado, planchado, mantenimiento, elaboración y cocción de comidas y, en general, toda otra tarea típica del hogar.

-Personal con retiro: $231,5

-Personal sin retiro: $249,5

El Gobierno nacional rechazó la propuesta para dejar de pagar sueldos a quienes no quieran vacunarse contra el Covid-19

No debería existir ninguna política sanitaria que sea dictada desde las empresas”, fue la respuesta del Gobierno a la proposición de la Unión Industrial Argentina (UIA) de dejar de pagarles el salario a los trabajadores que no quieran aplicarse la vacuna contra el coronavirus. El jefe de Gabinete Santiago Cafiero aclaró que la vacunación “es optativa” y que “no puede haber una sanción al respecto”.

Explicó que va a seguir la inmunización optativa, que destacó que tiene “una gran aceptación”. Aseguró que la Argentina es “uno de los países que más vacunan” contra el COVID-19 y que “no puede haber alguna política económica o de sanción” para quienes no se inoculen, en declaraciones a radio La Red.

El titular de la UIA Daniel Funes de Rioja fue el que planteó la posibilidad de que las compañías consideraran “eliminar la dispensa” a los trabajadores que decidan no vacunarse y ante la imposibilidad de volver a sumarlos analizar “cesar la remuneración”. Hizo estas declaraciones tras la reunión de Junta Directiva en la que se analizó la actividad productiva durante la pandemia. Explicó: “Aquel que está con primera dosis ya puede ser convocado, pero se genera el problema con los que no quieren vacunarse”. Dijo que “nadie puede obligar a insertarlos en un medio laboral con riesgo para otros trabajadores y sus familias”.

En abril de 2020 el Gobierno determinó al decretar el aislamiento social, preventivo y obligatorio que los trabajadores alcanzados por la medida quedaban dispensados de asistir al lugar de trabajo, para evitar la propagación de la pandemia. En la actualidad, con el avance de la vacunación, la central fabril planteó la necesidad de retomar la presencialidad.