En Paraguay les ponen cupo a las ventas con pesos argentinos

La situación se da tras la disparada del dólar a raíz del resultado de las PASO del último domingo. Comercios de Encarnación admiten que las ventas bajaron drásticamente desde el sábado a estos días.

La devaluación del peso en Argentina también generó incertidumbre en el comercio de Encarnación, altamente dependiente de compradores posadeños. Las ventas se desplomaron, en buena medida por una caída de la demanda proveniente de argentina, pero también por la decisión de comerciantes de la vecina orilla que optaron por poner cupos en las ventas concretadas en pesos ante la incerteza respecto a lo que pudiera ocurrir con el tipo de cambio en el corto plazo. En ningún comercio de los consultados interrumpieron las ventas en pesos, aunque a cotizaciones inferiores a las oficiales. Hasta las 16 hora local, el tipo de cambio alcanzaba a 100 guaraníes por un peso.

La escalada del dólar tuvo un fuerte impacto en la economía de Encarnación. Muchos comercios del país vecino, el lunes cerraron sus puertas al no saber a qué precio ofrecer sus productos. Hoy martes, las calles de la zona comercial se mostraban vacías y con pocos compradores.

Según comerciantes encuestados, a pesar de que en las últimas semanas se venía observando una relativa estabilidad monetaria en Argentina que había mantenido las ventas en la zona paraguaya, tras los resultados de las PASO que desencadenaron una corrida inflacionaria a favor del dólar, no solo se han visto afectados por no saber el precio al que deben ofrecer su mercadería, sino que ha disminuido drásticamente el número de argentinos que van a comprar.

En ese sentido, afirmaron que han tenido que replantear sus estrategias para generar un comercio atractivo para sus vecinos del otro lado del Paraná, de quienes depende el 90% de sus ventas. Entre esas acciones se encuentra el absorber los costos de operación y aunque se estima que la moneda estadounidense se incrementó en un 23%, algunos comerciantes afirmaron que no aplicaron esta alza y calcularon que han disminuidos sus ganancias y que ya no aplican una taza del 40%, sino que han elevado sus precios entre un 7% y 10%, porque sino serían “inalcanzable para el bolsillo de los argentinos”.

Juguetes

Aunque este mes del niño, se caracteriza por una alta demanda de productos destinados a la celebración del Día del Niño, el sector juguetería tuvo que limitar las compras mayoristas ante la incertidumbre sobre el comportamiento de la moneda norteamericana.

“La mayoría de nuestros clientes son argentinos y nos hemos visto bastante afectados por el tema de la caída del dólar ya que los precios se dispararon para arriba (…) El sábado estábamos bastante bien y aquellos que vinieron temprano en la mañana pudieron obtener buenos precios y casi al medio día muchos comercios decidieron cerrar porque el dólar se fortaleció”, manifestó César, vendedor.

Informó que al igual sus pares argentinos, están esperando para tomar alguna decisión “estamos en una incertidumbre de no saber qué hacer”.

Ropería

Este es uno de los rubros por el que los argentinos cruzaban el Paraná, no obstante comerciantes afirman que han mantenido sus ofertas porque prefieren no ganar nada, perder que quebrar.

“El bajón económico viene hace un tiempo atrás, pero estamos preocupados porque después de las PASO las ventas disminuyeron drásticamente (…) ya no les conviene a mis clientes argentinos venir para este lado, por eso que en mi negocio seguimos aceptando pesos, aunque al tipo de cambio del día. Seguimos con descuentos porque intentamos seguir en el mercado “, afirmó Jamil, comerciante del sector.

Para Lidio, dueño de un bazar, el mantener activo el negocio se lograr disminuyendo los costos operativos como en la ganancia. “si aplico una ganancia real de entre el 30% y 40% , el precio sería inalcanzable, por eso disminuyó la ganancia (…) por ejemplo una taza valía 100 pesos el sábado pasado y con la devaluación del 23%, no he incrementado el valor real de esta taza (…) en mi caso que yo soy un importador trato de bajar mis costos operativos en el comercio, porque tenemos que generar que el argentino tenga la posibilidad de cruzar y pagar,  queremos que el cliente siempre tenga un ventaja de cruzar la frontera”.

En el caso de la sastrería, el dueño Martín, negó los rumores de que no estén aceptando la moneda argentina. “nosotros seguimos tomando todas las monedas, no tenemos drama”.

Afirmó que todos los sectores fueron afectados, en especial aquellos de botas, calzados porque estaban mejor en sus ventas y estas se paralizaron.

SPM

Comparti con Tus Amigos.