Anuncian la construcción de 14 casillas de ingreso al país desde Encarnación: prometen reducir el tiempo de espera

Pablo Vande Rusten, director del Centro de Frontera, habló acerca de las tediosas horas de espera para cruzar por los pasos fronterizos, teniendo en cuenta el periodo de receso vacacional. Anticipó la construcción de otras 14 cabinas de ingreso desde Encarnación, las que agilizarían el paso.

Se registraron hasta dos horas de espera en la fila para ingresar al territorio argentino desde Foz en Brasil y en ese sentido aseveró que el factor más influyente es la cantidad de ingresos no previstos a las Cataratas. “Ayudamos a organizar el fluido y nos encargamos de que esté todo bien con el inmobiliario en Aduana, Migraciones y también Gendarmería. Ahora nos está haciendo falta gente en Migraciones, porque cabinas hay”, precisó en diálogo con Canal 12.

“Iguazú es el punto número uno en Argentina en cuanto a visitas recibidas. Por eso hay demoras, a pesar de el trámite en las casillas donde siempre va a existir una demora”, manifestó. Entre hoy y mañana recibirán personal para abastecer todas las cabinas de este paso y así evitar extender las demoras.

Respecto a las interminables horas de espera para cruzar desde Encarnación a Posadas, Vande Rusten aseguró que la situación continuará repitiéndose. “La solución a esto ya está. Hace semanas atrás inauguramos un sector de 14 cabinas para la salida del país. A partir de la próxima semana, en tanto, empiezan las obras para la entrada a la Argentina”, sostuvo.

En marco de estas obras anticipó que antes de fin de año, los posadeños podrán entrar y salir de Paraguay “casi sin espera”. El control migratorio, por cada vehículo, no debería tardar más de 4 minutos en promedio. Según especificó, el dinero proveniente de Nación ya está disponible para dar inicio a esta construcción que contará también con 14 cabinas en total.

El Director del Centro de Frontera afirmó también que el problema radica también en la falta de personal y dijo que “si tuviéramos a cada persona en cada lugar donde hay una casilla hoy, antes de avanzar con estas infraestructuras, estaríamos casi sin problemas de demora”.

Vande Rusten explicó que tanto en la frontera con Foz como con la de Encarnación se está previendo la posibilidad de incorporar “dotación permanente” de empleados a disposición del pasante. “Una vez que tengamos la infraestructura para ingresar a Posadas, buscaremos que todas las casillas funcionen como corresponde y no solamente con una o dos”, añadió.

A.B.V.

Comparti con Tus Amigos.