El 90% de las captaciones de tratas de personas se sigue dando a través de las redes sociales

El cibergrooming es un delito que no solo contribuye, sino que promueve la captación de víctimas para estos delitos. La metodología de la violencia va modificándose y por ello es necesario impulsar la educación y prevención.

A raíz de los últimos casos como el de Antonella Bernhardt, es preocupante como la situación de las mujeres parece agravarse. Es por ello que, según la directora de Equidad de género de la Municipalidad, Angela Ferreyra,  es importante romper con los estereotipos y crear cambios en el sistema educativo.

“En nuestra sociedad patriarcal, se educa a los niños para chistar molestar y acosar. También hipersexualizamos a las niñas a través de la vestimenta y a los niños enseñándoles a ponerse de novios (…) los niños no tienen novias ni novios, ellos deben jugar y vivir esa etapa maravillosa y no sexualizar la infancia ni inculcar cosas que no son propias en esa etapa”, comentó.

Frente a este panorama, la funcionaria informó que según investigaciones se registra una denuncia por violencia de género cada tres horas y entre una o dos denuncias por día en casos de violencia y abuso sexual. “Tenemos cifras alarmantes y los sistemas de protección son realmente insuficientes frente a toda esta demanda”, sostuvo.

¿Cómo es el típico femicida? Ferreyra comentó que la violencia es aprendida y un niño que crece en ese ambiente es probablemente que lo replique. “Lo que vemos en los varones violentos y femicidas es que suelen ser varones muy queridos y que viven y trascienden normalmente entre nosotros (…) no hay que caer en patologizar los femicidios los varones que ejercen violencia y terminan matando a las mujeres de su vida o a las que conocen en el camino, no son  enfermos mentales, en su mayoría son personas como nosotros pero que han aprendido e incorporado que la violencia es un modo de actuar y que las mujeres son un objeto y que puede ejercer su poder a cualquier costo sobre ella”.

Según Ferreyra, con la tecnología, los casos de violencia parecen agravarse.  Un informe revelaba que la pornovenganza y sextorsión se están incrementando en el país y que aún existen vacíos legales para hacerle frente.

Ferreyra profundizó el tema sosteniendo que la violencia se ve también a través de cibergrooming  que es un método utilizado por pederastas para contactar a niños y adolescentes en redes sociales o salas de chat y convencerlos para que realicen poses provocativas o desnudos ante la webcam. El material obtenido se utiliza para chantaje.

“Lamentablemente el cibergooming se ha convertido en una metodología de abuso e incluso ha contribuido grandemente a la captación de adolescentes en la trata de personas”.

Precisó que existe toda una reconfiguración de captación de este delito. “Ya la trata no se manifiesta necesariamente con la metodología históricamente conocida, donde venía el furgón negro y las raptaba, aunque sigue sucediendo,  el 90% de las metodologías de captación se dan a través de estas formas más blandas como el cibergrooming o con proxenetas jóvenes que circulan en los colegios y grupos de amigos, son factores a tener en cuenta y estar alerta”, manifestó.

 “Mientras no te toca no es violencia”

Frente a estos comentarios, Ferreyra precisó la lucha que están teniendo contra la violencia y acoso callejero, donde se cree que mientras no hay perpetuación o se ejerce el aspecto físico, no existe violencia. En ese sentido, la funcionaria sostuvo que es un delito porque no tiene el consentimiento de quien la padece. “Aún cuesta mucho que se tome la denuncia sobre situaciones concretas de acosos callejero, pero vamos avanzando”

Comparti con Tus Amigos.