Desde la Asociación de Comerciantes Misioneros aseguran que las ventas están paralizadas

“Se ha tocado fondo en el tema de consumo. Se puede ver notoriamente que la gente ha dejado de consumir, no solamente segundas marcas sino otros artículos como los de limpieza, productos alimenticios pre elaborados y enlatados, esto lleva a una retracción por partes de las empresas. No será posible el aumento más allá de la suba del combustible”, explicó Nelson Lukoski integrante de la Asociación de Comerciantes Misioneros.

En ese sentido, Lukoski comentó que para las fiestas no se esperan grandes incrementos, los precios ya están establecidos y van a regir hasta fin de año. Además, refirió que se puede destacar un aumento en las frutas y en la carne que el año pasado el precio se mantuvo, pero que esto depende del poder adquisitivo de cada individuo.

El consumo de gaseosas de primeras marcas y bebidas alcohólicas ha caído un 50 %, la gente elige gastar en segundas marcas que tienen un precio más accesible, también puede ser una problemática de temporada y que ahora se eleve el consumo.

“En tanto los lácteos tenían un aumento de un 9 %, se opta por comprar leche chocolatada en polvo para hacer postres en la casa, ya no se compra tanto yogurt, la leche se mantiene dentro de todo un precio razonable, no pasa de los 30 pesos el litro”, detalló.

“El gobierno está fallando en no apuntar a los sectores de mayor necesidad que son los de altos riesgos para que ocurran después los saqueos o la gente salgan a pedir las cosas porque hoy por hoy en muchos negocios van a pedir cosas porque no le alcanza para comer”.

Los comedores comunitarios están funcionando a full, sobrecargados, “la gente que pide en los comercios lo hace con respeto y son casos puntuales en las zonas que saben que la gente está pasando mal por el temas de las inundaciones”, argumentó el integrante de la Asociación.

Comparti con Tus Amigos.