Se cruzan proyectos para disminuir la edad de ingreso a los boliches

Ambos prevén reformas al Código de Nocturnidad. Son del oficialismo y la oposición. Se propone que los de 16 y 17 años puedan compartir espacio con los mayores. Y que los matiné sean para los de 13 a 15 de edad
imagesDos proyectos de ordenanza que ya ingresaron a los despachos del Concejo Deliberante aún de receso, persiguen el mismo objetivo de bajar las edades para el ingreso de los boliches bailables o discotecas de esta ciudad capital y como viene sucediendo desde hace al menos dos  años, también refieren a modificaciones del Código de Nocturnidad.
Uno de los proyectos presentados a comienzo de año es el elaborado por el concejal del bloque radical, Pablo Velázquez, quien en sus fundamentos apunta que la ordenanza tiene por objeto “hacer extensiva la ley recientemente sancionada, que autoriza a los jóvenes de 16 años a votar, habilitándolos a ser usuarios permitidos de

los locales bailables para mayores de 18 años hasta el momento”.
Pero el concejal detalla que si bien podrán entrar, no podrán consumir bebidas alcohólicas y les concede toda responsabilidad y obligación a los propietarios de las discos o boliches bailables. Por eso, Velázquez también apunta que “además, se pretende con esta reforma modernizar las medidas de seguridad, de manera que se pueda registrar con real y efectivo control el ingreso de los jóvenes menores de edad a estos locales, eliminando sustancialmente el ingreso de ellos ilegalmente”.

Los matiné
Velázquez propone que el denominado boys o matiné se termine a las 23 y esté habilitado para las edades de 13 y 14 años. Para ese grupo, estará prohibida la venta, el suministro, la donación, la entrega, el consumo, la tenencia y la publicidad de bebidas alcohólicas, energizantes y de cigarrillos. Y que la permanencia de público mayor de 18 años esté prohibida, exceptuándose a docentes y padres.
En el proyecto del integrante del bloque radical, se detalla también que los menores con edades de “14 y 15 años podrán concurrir a los establecimientos exclusivos para menores de 16 años o en los que dispongan de un área bien delimitada para menores de 16 años de edad, donde estará prohibida la venta, suministro, donación, entrega, consumo, tenencia y publicidad de bebidas alcohólicas, energizantes y de cigarrillos, para menores de 18 años”.
Claro que para estos cambios sustanciales a las disposiciones vigentes desde hace casi 10 años, por lo que en el documento elaborado por el bloque radical, se prevé que los locales bailables y que ofrezcan el servicio de matiné, “deberán disponer de servicio adicional (con uniforme) de la Policía de Misiones a los efectos de la constatación de las edades en todas las entradas y salidas y que se prohíba el ingreso y la presencia de menores de 12 años inclusive a los establecimientos regulados por el Código de Nocturnidad, como asimismo la realización de los denominados bautismos estudiantiles y similares.

Con más artículos y reformas
Con semanas de diferencia ingresó al Concejo el proyecto elaborado por la concejal de la renovación Laura Duarte.
En sus fundamentos, la funcionaria explica que al igual que lo dicho por el radical Pablo Velázquez, la ordenanza tiene directa relación con “la puesta en vigencia desde el 2012 de la Ley Provincial II número 29, por el cual se le reconocen muchos derechos de diversa índole a los jóvenes habitantes del territorio provincial, considerados ellos a los que poseen una edad que oscila entre los 15 y los 30 años de edad. Entre esos derechos se destaca el derecho a poder sufragar desde la edad de 16 años…”.
Duarte explica que su proyecto, naturalmente, pretende modificar el actual Código de Nocturnidad vigente bajo el número 1914/06, más precisamente su artículo 31 y la incorporación del artículo 31 bis.
Además, dentro del mismo proyecto para bajar las edades de ingreso a los boliches, “se introduce una nueva norma jurídica que apartará al municipio de su adhesión a la Ley Nacional de Tránsito estableciendo un régimen especial para las licencias de conducir”.

Sin horarios y pulseras
En cuanto a la implementación para que los posadeños de 16 años puedan entrar a los lugares que por ahora no lo podrían hacer sino hasta tener 18, se indica que ese ingreso se podrá hacerlo “a cualquier horario sin restricción horaria”.
Claro que se apunta que “se establece la obligación de identificar a lo menores con una pulsera para que se pueda diferenciarlos y mantener la prohibición de expendio, cesión, donación o entrega de bebidas alcohólicas, energizantes o cigarrilos”.
Se recuerda en la elaboración de la norma, que “actualmente se establece como edad mínima para el ingreso al público en general a los 18 años, pero crea la figura del matiné o boys para denominar a la franja horaria de las 20 a las 23 en las cuales pueden ingresar los menores de 13 y 14 años, permitiéndosele a los menores de 15, 16 y 17 años ingresar a un área exclusiva sin acceso a los lugares dispuestos para los mayores”.
El hecho es que al bajar la edad a los 16 años, de manera natural se debe modificar las edades hacia abajo y sus nuevos espacios o nuevos escenarios que les tocaría en cuanto a la nocturnidad.
La concejal renovadora indica que con este proyecto de ordenanza, “se persigue igualar las condiciones de los jóvenes de 16 y 17 con los de 18 años”.

Alcoholemia interna y los designados
El documento elaborado por la concejal Laura Duarte incluye dos puntos extras a la de buscar que los chicos puedan estar con sus pares de 18 años en adelante, dentro de un boliche bailable.
Según lo establecido en el proyecto de ordenanza, “se establece un nuevo instituto jurídico, el del control de alcoholemia al ingreso de los establecimientos bailables de manera que aquellos que arrojen un porcentaje de 0.5 de alcohol en sangre, se evalúe su ingreso dependiendo del estado de la persona que ingresa”.
Es decir, “para el caso de que el test arroje un porcentaje de 1.0 de alcohol en sangre se prohibirá su ingreso. Asimismo el establecimiento deberá tener un cartel que diga “Se prohíbe la entrada a aquellas personas que muestren signos evidentes de haber consumido alcohol”. Según se desprende del mismo documento, la concejal Duarte dice que “el fundamento de esta medida es evitar el ingreso de personas en estado de ebriedad quienes en la generalidad de los casos son más proclives a generar disturbios. Ello sumado al grave problema social y de salud que produce el consumo excesivo de alcohol en las llamadas ‘previas’ realizada por los chicos antes de ingresar al boliche”.
Además, en otro artículo, se hace mención a la creación de la figura del conductor designado “para identificar a aquellas personas que se encargarán de conducir los vehículos quienes se obligarán voluntariamente a no consumir alcohol durante toda la noche para conducir de ida y vuelta sus vehículos y así llevar de manera segura a sus amigos”.
Se aclara sí que “los conductores designados serán premiados de diferentes maneras para incentivar a las personas a que sean conductores designados y con ello evitar los accidentes provocados por el el consumo de alcohol”.

Carné de conducir para los de 16
POSADAS. En el artículo 4 del proyecto con la firma de Laura Duarte, se aparta de los casos directamente relacionados con los boliches y se recomienda la habilitación para conducir exclusivamente dentro de la ciudad de Posadas.
Claro que como en el caso de los controles internos de alcoholemia en las discos, en estos casos serán especiales y por fuera de la Ley Nacional de Tránsito.
En esa línea, el proyecto enumera que para conducir los vehículos en la vía pública se deben tener cumplidas las siguientes edades, según los casos:
Para los de 21 años y para las clases de licencias C, D y E; 17 años para las restantes clases y 16 con una autorización especial y para conducir exclusivamente dentro del radio de la ciudad de Posadas en compañía de un mayor que posea licencia de conducir habilitante para el tipo de vehículo de que se trate.
“Los menores de edad para solicitar licencia, deben ser autorizados por su representante legal, cuya retractación implica, para la autoridad de expedición de la habilitación, la obligación de anular la licencia y disponer su secuestro si no hubiere sido devuelta”, se detalla en el artículo 4.
“Para el otorgamiento de la licencia de conducir para los menores de edad será necesaria una capacitación especial que consistirá en clases especiales teóricas y prácticas que deberán ser aprobadas por los postulantes los que se llevarán a cabo durante cinco clases consecutivas al final de las cuales se evaluará la factibilidad de otorgar la licencia”.
Finalmente, se indica que las autoridades jurisdiccionales pueden establecer en razón de fundadas características locales, excepciones a las edades mínimas para conducir, las que sólo serán válidas con relación al tipo de vehículo y a las zonas o vías que determinen en el ámbito de su jurisdicción.

Fuente: territoriodigital.com

Comparti con Tus Amigos.